La economía peruana crece un 6,92% en 2011, por encima de lo esperado

Actualizado 16/02/2012 21:16:58 CET

LIMA, 16 Feb. (Reuters/EP) -

La economía peruana creció un 6,92 por ciento en 2011, por encima de lo esperado por analistas y una de las tasas más altas de Latinoamérica, impulsado por algunos sectores vinculados a la demanda interna, ha confirmado este jueves el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Tan sólo en el mes de diciembre, la economía peruana se expandió un 5,96 por ciento interanual, según el INEI. De esta forma, el Gobierno de Ollanta Humala completa sus primeros seis meses en el poder con altas tasas de crecimiento, despejando los temores a un cambio en el modelo económico que se generaron tras su victoria en junio.

Analistas habían estimado una expansión de 5,5 por ciento interanual en diciembre y de un 6,8 por ciento para 2011, de acuerdo a la media de un sondeo realizado por Reuters.

El dato del año pasado es, sin embargo, menor a la expansión del 8,8 por ciento de 2010, debido a la incertidumbre por la crisis de deuda de la eurozona y a la desaceleración de la economía estadounidense. "El comportamiento positivo económico del país se sustentó en el desempeño favorable de la demanda interna", explica el INEI en un informe.

En esa línea, el sector de comercio creció un 8,82 por ciento el año pasado, mientras que la manufactura se expandió un 5,56 por ciento. El sector de la construcción, que lideró el crecimiento en 2010, creció el año pasado un 3,43 por ciento.

De los sectores primarios, el de pesca repuntó un 29,73 por ciento el año pasado, mientras que minería e hidrocarburos se contrajo un 0,22 por ciento.

El INEI subrayó que la actividad minera metálica cayó un 3,59 por ciento, mientras que la producción de hidrocarburos repuntó un 18 por ciento en 2011.

Perú es uno de los mayores productores de minerales del mundo y sus exportaciones mineras representan el 60 por ciento de las ventas totales. Para este año, el Gobierno ha estimado una expansión económica del 5,5 por ciento, ante el continuo dinamismo de la demanda interna.