Petrobras asegura que la producción se está "normalizando" tras huelga

Publicado 23/11/2015 15:15:57CET

   RÍO DE JANEIRO, 23 Nov. (Notimérica) -

   La compañía estatal Petrobras ha confirmado este lunes que la mayoría de entidades sindicales ha aprobado dejar la huelga que mantenían desde el pasado 29 de octubre y que la producción se está normalizando en todo el país.

   Durante este periodo la compañía ha dejado de producir 2,29 millones de barriles de petróleo y 48,4 millones de metros cúbicos de gas natural, aunque a pesar de ese impacto la empresa asegura que cerrará el año con el objetivo previsto; una producción de 2,125 millones de barriles de petróleo diarios.

   El consumidor apenas ha notado la huelga porque la provisión de derivados no ha sido interrumpida en ningún momento, aunque los sindicatos han criticado duramente las medidas de fuerza que la compañía ha llevado a cabo para garantizar el suministro.

   En un comunicado, el principal sindicato de Petrobras, la Federación Única de los Petroleros (FUP) ha informado de que 12 de los 13 sindicatos repartidos por el país han aprobado dejar el paro, y que solo siguen en huelga los trabajadores del estado de Espírito Santo, a pesar de que sí han votado a favor del acuerdo colectivo pactado con la compañía.

   Para lograr el acuerdo Petrobras ofreció a los trabajadores no descontarles los días de huelga a cambio de que volvieran inmediatamente a sus puestos de trabajo. También prometió una subida salarial del 9,53%, a pesar de que en un principio los sindicatos pedían una subida del 18%.

   Otro punto decisivo ha sido la promesa de crear un grupo de trabajo conjunto que contará con la presencia de los sindicatos y servirá para analizar el programa de venta de activos de la compañía.

   Además de mejoras en sus condiciones salariales y de trabajo los sindicatos querían presionar a Petrobras contra los estrictos planes de ajuste que ha puesto en marcha en los últimos meses y que le ha llevado a renunciar a costosas obras en refinerías y complejos petroquímicos, lo que provocado la pérdida de miles de puestos de trabajo.

   Con el acuerdo se pone fin a la peor huelga que sufre Petrobras desde 1995, cuando en 32 días de paro se llegaron a formar grandes colas en las gasolineras y los militares ocuparon las refinerías para garantizar la producción.