El Plan Nacional de Desarrollo colombiano modifica el impuesto a los licores

Publicado 18/02/2019 19:55:57CET
PIXABAY - Archivo

   BOGOTÁ, 18 Feb. (Notimérica) -

   El Plan Nacional de Desarrollo (PND) colombiano propone modificar el impuesto a los licores, vinos y aperitivos para eliminar las diferencias existentes entre los precios de las bebidas y no cobrar más a bebidas más costosas.

   La ley que regula actualmente el cálculo de la tarifa contempla tanto el precio de venta al público como el volumen de alcohol que contiene el producto, mientras que esta iniciativa solo tendría en cuenta el segundo factor, que "deberá expresarse en el envase y estará sujeto a verificación técnica por parte de los departamentos".

   Asimismo, se establecería una tarifa única de 500 dólares por cada grado alcoholímetro para licores, aperitivos y similares, y otra de 350 dólares para vinos y aperitivos vínicos. Las tarifas se ajustarían anualmente en función del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

   "Esto implicaría que los licores que tienen un menor precio de venta y a los que accede la mayoría de la población colombiana como el aguardiente y rones nacionales, tengan que pagar más impuestos; mientras que los licores importados, como whisky, vodka y tequila que normalmente tienen precios mayores, se les disminuya el aporte que realizan al Estado", ha afirmado el directos de la Federación Nacional de Departamentos, Carlos Camargo.

Uno de los principales objetivos de esta modificación es acabar con el contrabando y la adulteración de los productos, potenciados por el PND anterior, según ha reconocido el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, a 'Caracol Radio'.

Para leer más