La polémica tras la tradicional subida del salario mínimo por el Día del Trabajador en Venezuela

Publicado 25/04/2019 16:35:55CET
REUTERS - Archivo

   CARACAS, 25 Abr. (Notimérica) -

   Este año los precios en Venezuela se han disparado adelantándose a la tradicional subida del salario mínimo que el Gobierno venezolano aplica cada 1 de mayo con motivo del Día del Trabajador.

   La inflación está comenzando a llegar a los comercios venezolanos antes incluso de que se haya establecido cuál va a ser el salario mínimo. Ante esto, el secretario general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), José Elías Torres, y el presidente de la Comisión Gremial de la Asamblea Nacional (AN), José Trujillo, han señalado que este nuevo aumento salarial "aterroriza" al pueblo venezolano que atraviesa una crisis histórica.

   Actualmente Venezuela es el país iberoamericano con la tasa salarial más baja, aunque paradójicamente, un aumento salarial alarme a la población debido al consecuente aumento en el precio de los bienes y servicios.

   De acuerdo con las cifras estimadas por la Asamblea Nacional (AN), porque el Banco Central de Venezuela no actualiza la cifra inflacionaria desde 2015, la inflación registrada durante el primer trimestre de este año 2019 es de un 429,3 por ciento.

   Sobre el anterior incremento porcentual cabría reflexionar que el sueldo mínimo en la nación venezolana es de 18.000 bolívares soberanos (3,47 dólares), cantidad que habría que duplicar para poder comprar una docena de huevos o con la que se podría obtener un queso de un kilogramo.

   Mientras la realidad económica de los trabajadores venezolanos empeora y la moneda continua devaluándose, el artículo 91 de la Carta Magna venezolana establece que "todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales".

Para leer más