R.Dominicana.- BID aprueba un préstamo de 150 millones de dólares a República Dominicana para reformas de gestión social

Actualizado 22/11/2006 18:16:04 CET

WASHINGTON, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Autoridades de la República Dominicana y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) firmaron en Washington el contrato de un préstamo de 150 millones de dólares para apoyar reformas de políticas para mejorar la gestión de la educación, la salud, la seguridad social y la asistencia y protección social.

En una ceremonia celebrada en la sede del BID, suscribieron los documentos el secretario de Finanzas de República Dominicana, Vicente Bengoa Albizu, y el presidente del Banco, Luis Alberto Moreno, según informó el organismo multilateral en un comunicado.

La nueva operación contribuirá a los esfuerzos del Gobierno dominicano por mantener un marco macroeconómico conducente al crecimiento sostenido y al fortalecimiento de la gestión presupuestaria y financiera del sector público.

Las reformas relacionadas con la gestión de sectores sociales apuntan a aumentar los presupuestos para educación y salud, particularmente en programas que incrementen la eficiencia de las inversiones en capital humano.

Asimismo, promueven una racionalización del gasto en asistencia social actualmente atomizado entre una gama de programas desvinculados, así como una mejora en la gestión de iniciativas de gran impacto en los hogares más pobres como el Programa Solidaridad.

Bajo estas reformas los programas de asistencia y protección social quedarán bajo un mismo marco institucional, adoptando un único instrumento para focalizar los subsidios y transferencias y controlar el cumplimiento de corresponsabilidades por parte de las familias beneficiadas con el Programa Solidaridad.

Como efecto más directo del programa, se espera poder transferir un significativo monto de recursos adicionales a los presupuestos de programas prioritarios de educación y salud para beneficio de los sectores más vulnerables de la población dominicana.

El préstamo fue otorgado a un plazo de 20 años, con un período de gracia de cinco años y una tasa de interés variable. Según previsto, los recursos se desembolsarán en tres tramos de 50 millones de dólares dentro de un plazo no mayor a 24 meses.