R.Dominicana-Un convenio permitirá formar personal hostelero en R.Dominicana para su posterior contratación en Cantabria

Actualizado 29/12/2006 15:42:12 CET

Estos trabajadores darán cobertura al déficit de mano de obra que sufre el sector y que no cubre la población activa autóctona

SANTANDER, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Vicepresidenta y consejera de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos de Cantabria, Dolores Gorostiaga, presentó hoy, en rueda de prensa, el convenio firmado entre el Gobierno regional, la Asociación de Hostelería de Cantabria y la Delegación del Gobierno para encargarse de la formación en origen de trabajadores dominicanos en el campo de hostelería y tramitar su posterior contratación en la Comunidad Autónoma.

Durante la presentación, la Vicepresidenta estuvo acompañada por el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, y el presidente de la Asociación de Hostelería de Cantabria, Miguel Mirones.

En primer lugar, Gorostiaga recordó el viaje institucional que realizó un grupo de trabajo del Gobierno de Cantabria a la República Dominicana a mediados de este año, viaje en el que se sentaron las bases del convenio que hoy se ha presentado.

La Asociación de Hostelería de Cantabria propuso entonces este convenio a la 'Escuela de Formación del Caribe', y posteriormente fue ratificado por los Gobiernos dominicano y cántabro. A partir de aquí, las gestiones para conjugar las realidades jurídica, laboral, etc. de ambos países, de lo cual se encargó la Delegación del Gobierno, fueron complejas, aunque se resolvieron satisfactoriamente.

Por otra parte, el Gobierno de Cantabria, a través del Servicio Cántabro de Empleo, concedió 98.000 euros a la Asociación de Hostelería de Cantabria para la puesta en marcha del proyecto.

Con todo ello, se ha hecho realidad lo expuesto en dicho convenio, y 50 dominicanos han comenzado hoy mismo su curso de formación en la República Dominicana a cargo de profesores cántabros. En total, se formarán como cocineros o como camareros un mínimo de 59 personas, cifra que podría aumentar según las necesidades del sector. Tras superar el curso y una prueba de selección, los alumnos podrán ocupar un puesto de trabajo en Cantabria.

Los primeros trabajadores formados llegarán a Cantabria en la primavera de 2007. De esta manera, se asegura la cobertura de puestos de trabajo en una de las temporadas más fuertes del año.

Según explicó Gorostiaga, estos profesionales "cubrirán el déficit de mano de obra que existe en Cantabria en el sector de la hostelería y que no cubre el personal autóctono". Para la Vicepresidenta es importante ocuparse de esta carencia, ya que "puede mermar la calidad de los establecimientos hosteleros de la región, una de nuestras señas de identidad", indicó.

NUEVA SOLUCIÓN PARA UN NUEVO FENÓMENO SOCIAL

Gorostiaga, Mirones e Ibáñez coincidieron en resaltar que éste es un convenio "pionero en España" y un proyecto "piloto", cuyo desarrollo podría extenderse a otros sectores con semejantes necesidades de mano de obra, como los transportes o la construcción.

De este modo, los empresarios tienen la garantía de que el personal que han solicitado mediante un contrato predefinido es cualificado, aspecto que cada vez se da en menor proporción. Además, tendrán la seguridad jurídica de que los trabajadores están totalmente regulados. En cuanto a los trabajadores, su formación cualificada favorecerá su integración laboral y la posibilidad de consolidar la continuidad en su relación laboral.

Por otro lado, la Vicepresidenta resaltó que este convenio es "un claro ejemplo de colaboración institucional para garantizar una adecuada regulación de los flujos migratorios en nuestro país". Además, indicó que el convenio "ahonda en la política del Gobierno de Cantabria para favorecer la integración social, la inserción laboral, y, muy especialmente, la formación de los nuevos residentes en Cantabria".

Gorostiaga se refirió a la inmigración en este sentido como "necesaria, por razones económicas y sociales obvias, y para el progreso y desarrollo futuro de nuestra Comunidad Autónoma". Asimismo, añadió que "los residentes extranjeros están contribuyendo a que Cantabria sea más productiva, más competente y más desarrollada".

Por su parte, el delegado del Gobierno en Cantabria señaló que "gracias a este acuerdo, que aglutina tanto a la iniciativa pública como a la privada, estamos consiguiendo dar un paso importante en favor de un modelo de inmigración ordenada, legal y ajustada siempre a un contrato de trabajo".

Al respecto, Ibáñez recordó la aprobación del nuevo Reglamento de Extranjería impulsado por el Gobierno central, que "permite un contingente más ágil y más eficaz, con capacidad para ajustar las previsiones de entrada de trabajadores extranjeros a las necesidades empresariales que vayan surgiendo, cosa que antes no ocurría".

Por último, el delegado del Gobierno agradeció la disposición y las facilidades mostradas por la Embajada de España en la República Dominicana. Del mismo modo, Ibáñez mostró la disposición de la Delegación del Gobierno a prestar "toda la colaboración necesaria en iniciativas como ésta, que redundan en beneficio de los empresarios, de los extranjeros y, en definitiva, de la sociedad en general", indicó.