Actualizado 15/09/2009 01:31 CET

Refinería venezolana Cardón prepara arranque craqueador

CARACAS (Reuters/EP) - La refinería venezolana Cardón ejecutará esta semana una simulación de arranque de su craqueador catalítico, paso previo al reinicio físico de esta unidad que procesará unos 89.000 barriles por día (bpd), dijo el lunes a Reuters un funcionario de la planta.

Por primera vez, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) utilizará un simulador electromecánico para preparar el arranque del craqueador (FCC, por sus siglas en ingles), que está en mantenimiento mayor desde el 2008.

Desde el año pasado, gran parte de la capacidad de refinación venezolana ha mermado por paradas programadas para aumentar la producción de combustibles de uso automotor y con ello atender la creciente demanda interna, en un país con uno de los mayores subsidios a la gasolina del mundo.

"Por primera vez se usarán simuladores electromecánicos antes del arranque físico. Se trata de una planta muy grande, por lo que el proceso se hará por etapas", dijo un funcionario de la refinería. Agregó que el reinicio del FCC "está bastante encaminado".

El craqueador de Cardón, el segundo más grande del país, fue detenido en septiembre del año pasado con el objetivo de incrementar en un 15 por ciento su capacidad a 89.000 barriles por día (bpd), operación valorada en unos 650 millones de dólares.

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) informó la semana pasada que el avance del proceso está en un 97 por ciento.

"El beneficio va mucho más allá de lograr mayor carga. También estamos mejorando la confiabilidad operacional de la planta y optimizando sus parámetros de operación desde el punto de vista ambiental", aseguró la estatal en un comunicado.

MEJORA Y AMPLIACION DE REFINERIAS

Las refinerías venezolanas se han visto afectadas desde hace años por numerosas fallas operativas que han disminuído su eficiencia y productividad, ante lo que PDVSA ha anunciado un plan de 17.000 millones de dólares para su mejoramiento y ampliación.

La ejecución de obras en varias plantas, que se ha demorado más de lo previsto, llevó a finales de agosto a la detención simultánea de los craqueadores de El Palito, Amuay y Cardón, forzando a la petrolera a buscar la compra de derivados para atender el mercado doméstico.

A principios de mes se anunció el comienzo del arranque de las unidades que estaban detenidas en la refinería El Palito, en el centro del país, entre ellos el craqueador, cuya capacidad ahora asciende a 60.000 bpd y prevé llegar a 70.000 bpd en una segunda fase.

En Amuay, vecina a Cardón, se tiene previsto adecuar para el año 2015 las unidades de conversión media y profunda, incluyendo el flexicoquer, y elevar la capacidad total de la planta a 580.000 bpd, desde los 480.000 bpd actuales.

Amuay y Cardón, en occidente, integran el Centro Refinador Paraguaná (CRP), el mayor del país con una capacidad total instalada de 940.000 bpd.

(Por Marianna Párraga, editado por Mónica Vargas)

Lo más leído

  1. 1

    Venezuela.- La Justicia estadounidense falla contra Guaidó y determina que los bonos de PDVSA son válidos

  2. 2

    El partido FARC convoca una movilización a nivel nacional por el asesinato de más de 230 excombatientes en Colombia

  3. 3

    Coronavirus.- Venezuela reanudará en diciembre los vuelos internacionales al menos a tres países

  4. 4

    El Barça arranca en 'Champions' con dudas

  5. 5

    Bolivia.- Luis Arce marca distancias con Evo Morales: "Será mi gobierno"