Publicado 01/04/2015 23:36CET

RESUMEN 1-Negociación nuclear Irán se extiende, las partes buscan acuerdo tras vencimiento plazo

Por Louis Charbonneau y John Irish y Parisa Hafezi

LAUSANA, Suiza, 1 abr, 1 Abr. (Reuters/EP) -

- Las maratónicas negociaciones entre Irán y las potencias mundiales se extendieron el miércoles tras cumplirse un plazo límite, con la intención de alcanzar un acuerdo preliminar respecto a la actividad nuclear de la república islámica y un posible levantamiento de las sanciones en su contra.

Un diplomático cercano a las conversaciones dijo a última hora del miércoles que en las próximas horas podría haber un anuncio, pero destacó que no se alcanzó un acuerdo y que las negociaciones todavía podrían naufragar.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, dijeron que podrían quedarse en Suiza al menos hasta el jueves.

En una potencial señal de esperanza, el canciller francés, Laurent Fabius, volvió a Lausana tras viajar a su país el martes debido a lo lento de los progresos.

Las seis potencias -Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China- buscan evitar que Irán obtenga la capacidad necesaria para desarrollar una bomba nuclear, a cambio de suavizar las sanciones internacionales que están asfixiando a la economía del país asiático.

Irán dice que su programa nuclear tiene fines pacíficos.

Las partes debían alcanzar un acuerdo preliminar el martes para llegar a un pacto final el 30 de junio. La fecha límite era la medianoche del 31 de marzo, pero las partes estaban bajo una fuerte presión para no volver a casa con las manos vacías.

Las potencias e Irán dijeron que están más cerca de un consenso, pero ambas partes se acusaron mutuamente de negarse a ofrecer alternativas que logren poner fin al punto muerto.

Washington dijo que está dispuesto a retirarse de las negociaciones salvo que las partes acuerden un marco preliminar.

Las conversaciones representan la mejor oportunidad de acercamiento entre Teherán y Washington desde la revolución islámica en 1979, pero se enfrentan al escepticismo de los conservadores en ambos países.

Incluso si se logra un acuerdo preliminar, este sería frágil e incompleto y no hay garantías de que las conversaciones para un pacto final no colapsen en los próximos meses.

Los negociadores habían suspendido el debate en Lausana en las primeras horas del miércoles, en medio de cierta atmósfera de desunión que se vio expuesta por las contradictorias declaraciones de las distintas delegaciones.

FRAGILIDAD

Kerry y Steinmeier anunciaron la intención de pasar otra noche en Lausana para seguir avanzando en las negociaciones.

"Seguimos progresando pero no alcanzamos un acuerdo político. Pero el secretario Kerry se quedará en Lausana al menos hasta el jueves por la mañana para seguir adelante con las negociaciones", dijo la portavoz Marie Harf.

En tanto, un funcionario francés dijo que Fabius decidió volver a las conversaciones, aunque destacó que eso no es necesariamente una señal de que se esté cerca de un acuerdo.

Las partes calificaron a las conversaciones como frágiles. Al ser consultado sobre si había una posibilidad real de un colapso en las negociaciones, Steinmeier dijo: "Naturalmente".

"Cualquiera que negocie debe aceptar el riesgo de un colapso. Pero a la luz de lo que se logró (...) sería irresponsable ignorar la posibilidad de que se llegue a un acuerdo".

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, dijo que las potencias son las que deben ceder y no Teherán.

"El progreso y el éxito en las conversaciones depende de la voluntad política de la otra parte (...) y esto es algo con lo que ellos siempre tuvieron problemas".

En tanto, el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest dijo a periodistas en Washington: "es tiempo de que Irán tome una decisión".

Pero mientras los principales negociadores de las potencias se reunían el miércoles con Zarif, Rusia e Irán expresaban optimismo respecto de que un acuerdo inicial estaba al alcance de la mano.

"Insistimos en el levantamiento inmediato de las sanciones financieras y petroleras y bancarias (...) Para otras sanciones necesitamos encontrar un esquema", dijo el principal negociador iraní, Abbas Araqchi.

El acuerdo preliminar sería un hito importante en el camino hacia uno definitivo, que tiene un plazo límite establecido a fines de junio y que podría poner fin a una disputa de 12 años y reducir el riesgo de otra guerra en Oriente Medio.