Los riesgos de la desaceleración económica china para Latinoamérica

China es uno de los grandes inversores en Latinoamérica
Foto: REUTERS
Actualizado 27/06/2014 11:20:45 CET

MADRID, 25 Jun. (Notimérica/EP) -

   La desaceleración de la economía china puede desencadenar riesgos en las economías de los países latinoamericanos, debido a que China es uno de los grandes inversores en la región. Los sectores que podrían sufrir complicaciones son los precios de los recursos naturales, los mercados emergentes, la inversión extranjera directa y la banca.

   Los precios de las materias primas podrían sufrir los primeros efectos, debido a que históricamente los países latinoamericanos han sido exportadores de materias primas. "En 2012, el total de las exportaciones agrícolas, de combustibles y minerales representó 97 por ciento de las exportaciones totales de Venezuela, 84 por ciento de  Chile, 78 por ciento de Colombia, 64 por ciento de Argentina  y 62 por ciento de Brasil", según un informe del Comité Latino Americano de Asuntos Financieros publicado por la web Vox.LACEA

   Los efectos de la desaceleración económica podrían tener efectos diferenciados en cada país, "en función de una serie de factores tales como el grado de apertura y dependencia al comercio exterior, la composición de las exportaciones, la sensibilidad de los precios de las materias primas a los cambios en el crecimiento chino".

   Otro efecto negativo de la desaceleración China en Latinoamérica, podría ser en la evaluación de riesgo en los mercados emergentes por parte de los mercados financieros. Situación que colocaría a los mercados emergentes en una posición vulnerable, que se propagaría por toda la región rápidamente.

   La inversión extranjera directa también se veía seriamente afectada, debido a que en los últimos años la inversión China en la región ha crecido considerablemente y ha dado un impulso al crecimiento en Latinoamérica. Principalmente a Argentina, Brasil y Perú. Las inversiones estuvieron concentradas en agricultura, energía y minería.

   La banca también podría sufrir consecuencias, debido a que la presencia de los bancos chinos en la región ha sido pequeña pero positiva. Un aspecto que los países de la región deben tomar en cuenta es el potencial de propagación de las fragilidades financieras en China. "En la crisis de 2008, algunos bancos internacionales han utilizado sus sucursales y filiales en la región para canalizar fondos hacia sus casas matriz, con el fin de mitigar los efectos de la crisis crediticia en las economías avanzadas", afirma el documento.

   Una de las recomendaciones que plantea el informe es que los países de la región "acumulen o mantengan reservas de liquidez externa, acordes con estos riesgos", de modo que se pueda tener un margen de maniobra para poder hacer frente a los cambios en la economía internacional.

   Y ADEMÁS... 

   Los 100 proyectos que podrían transformar Latinoamérica

   Más del 70% de la población mundial vivirá en ciudades en 2050