Actualizado 31/10/2006 01:54 CET

Uruguay.- El Gobierno uruguayo no renovará el acuerdo con el FMI para lograr una mayor independencia económica

MONTEVIDEO, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Uruguay no renovará el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que expira en abril de 2008 para comenzar el lento camino de independencia del organismo internacional después de pagar toda su deuda, lo que podría ocurrir en los próximos meses.

Así lo anunció el lunes el ministro de Economía, Danilo Astori, quien explicó que esta operación da al país mucho mayor margen para manejar y administrar su deuda, con el objetivo de reducirla en relación con el Producto Interno Bruto (PIB), extender los plazos y sustituir la deuda condicionada con los organismos multilaterales por deuda soberana (aquella que se emite en los mercados financieros internacionales).

De un máximo previsto de hasta 2.200 millones de dólares (1.730 millones de euros), en la operación participaron bonos por 1.143 millones (899 millones de euros), aproximadamente el 52 por ciento del total, aunque en los bonos que vencen en 2011 y 2015 la participación fue mayor.

"La participación fue mucho mayor, llegando casi al 60 por ciento y permitiéndonos lograr los objetivos que buscábamos. Esto es, tener ahora una participación de los años 2011 y 2015 adecuada al reperfilamiento que estábamos buscando", indicó, según informa el diario local 'El País'.

La operación tenía dos vertientes, una de canje o permuta, y otra de recompra de deuda. Para esto se hicieron dos emisiones de bonos por algo más de 800 millones de dólares (629 millones de euros), pero finalmente se usaron menos de 300 millones (236 millones de euros).

El ministro explicó "ésta es una operación de permuta y recompra de bonos, o sea, maneja varias herramientas, y fueron colocadas emisiones a cambio de nuevo dinero por un total de unos 800 millones de dólares. Se utilizaron menos de 300 y el resto, 500 millones de dólares (393 millones de euros), aumentaron las reservas internacionales del país".

Los 500 millones no utilizados mejoran, según afirmó Astori, las posibilidades de administración del país, aunque adelantó que en poco tiempo habrá alguna importante operación vinculada con la deuda. Asimismo, destacó el mayor margen de maniobra que tendrá Uruguay a partir del momento en que se despejan las urgencias financieras del actual y del próximo gobierno.