El blindaje eléctrico evitó consecuencias peores del apagón

Actualizado 17/12/2013 22:33:55 CET
Mapa línea eléctrica Venezuela
Foto: TWITTER

El anillo que forman cinco centrales termoeléctricas, construidas por la empresa Derwick, permitieron recuperar el servicio en 30 minutos

   CARACAS, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El apagón ocurrido el pasado lunes hubiera tenido peores consecuencias de no ser por el llamado blindaje eléctrico de Caracas, un anillo formado por cinco centrales termoeléctricas que suponen 576 MW en conjunto y que fueron construidas entre 2010-2012.

   Así lo ha asegurado Corpoelec, Empresa Eléctrica nacional de Venezuela, que ha explicado que este blindaje eléctrico supuso que el servicio se restableciera en un lapso de tiempo de entre 30 y 50 minutos, "minimizando" las consecuencias que tuvo el apagón en la capital.

   Las cinco plantas termoeléctricas que forman este anillo (La Raisa I y II, Guarenas I y II, y Picure) fueron construidas por Derwick, de acuerdo con el plan de desarrollo de Corpoelec, para solucionar los problemas de generación eléctrica que aquejaban al país como consecuencia del fenómeno de El Niño.

   Derwick es una empresa especializada en el desarrollo de proyectos llave en mano (EPC) de plantas termoeléctricas, así como en el suministro y diagnóstico de equipos para centrales, que hasta el momento ha ejecutado 11 proyectos en Venezuela que, en conjunto, han supuesto un aporte de 1.216 megavatios (MW) de nueva capacidad al sistema nacional.

Lo más leído

  1. 1

    México.- El asesinato de una mujer, desollada y mutilada, reabre el debate del feminicidio en México

  2. 2

    Costa Rica.- BDO integra el despacho González y Uribe en Costa Rica y refuerza su presencia en Latinoamérica

  3. 3

    Irán dice que los ataques contra bases en Irak con tropas de EEUU fue "una respuesta clara" a la muerte de Soleimani

  4. 4

    República Dominicana.- Mapfre adquiere el 51% de la aseguradora dominicana Ars Palic

  5. 5

    Coronavirus.- El presidente chino ordenó sin éxito la contención inicial del coronavirus en Wuhan el 7 de enero