Actualizado 21/10/2014 19:29 CET

¿Por qué Venezuela, país productor de petróleo, importará crudo?

Plataforma petróleo en Venezuela
Foto: AVN

CARACAS, 21 Oct. (Notimérica/EP) -

   La empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) ha confirmado este lunes a través del comunicado que el país latinoamericano comenzará a importar petróleo a pesar de ser uno de los exportadores de crudo más importantes de todo el mundo. ¿Por qué Venezuela necesita importar petróleo?

   En un comunicado titulado 'Crudos livianos importados son utilizados como diluentes del petróleo pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco', PDVSA ha explicado que la "adquisición puntual de crudo liviano en el exterior" obedece a "la necesidad de utilizarlo como diluente del petróleo pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco 'Hugo Chávez' (FPO)".

   Las especificidades del petróleo producido en la FPO hacen que no pueda ser "producido ni transportado sin antes ser mezclado con un hidrocarburo de menor densidad". Aunque PDVSA comprende que para muchos pueda resultar sorprendente que un país exportador de petróleo vaya a importarlo. Las claves para comprender la decisión de Venezuela, en tres puntos:

1. ES MÁS RENTABLE

   La mayor parte de las reservas petroleras de Venezuela son de crudo pesado, un hidrocarburo que, para venderse, debe ser mejorado con aditivos o con petróleo liviano, según ha publicado el canal británico BBC.

   "La mezcla con crudo liviano produce una mayor rentabilidad que utilizar la nafta (un aditivo), producto que supera el precio del crudo liviano en 30 dólares por barril en promedio", ha explicado PDVSA.

   La rentabilidad, pues, parece ser la razón por la que resulta más provechoso importar el crudo liviano que importar el aditivo, una práctica que Venezuela ha realizado en los últimos años no sólo con la nafta, sino con la sustancia química MTBE, que se usa en la fabricación de gasolina e, incluso, en la gasolina misma.

   A Venezuela le compensará importar petróleo mientras se termina el mantenimiento de los mejoradores, una instalación que permite hacer más liviano el crudo pesado y que permitirá de nuevo la independencia del país latinoamericano.

2. DECLIVE DEL CRUDO LIVIANO

   Mientras tanto, analistas críticos de la política petrolera del Gobierno se preguntan por qué la producción actual de crudo liviano no es suficiente y ven la operación como una manifestación de que la industria petrolera del país está en crisis.

   "La producción de crudos en el occidente del país, donde está el petróleo liviano, ha declinado en los últimos años", ha explicado el experto en petróleo del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), Igor Hernández.

   "Esto es porque los yacimientos sobreexplotados no se han recuperado por falta de inversión", ha añadido Hernández, en relación a las inyecciones de gas y agua de vapor que califica de "costosas y complejas" y que permitirían volver a explotar los pozos.

   Por su parte, PDVSA ha asegurado que su producción de crudo liviano está "totalmente comprometida" en el sistema de refinación nacional y en contratos de suministro.

3. EL ESTADO DE LA INDUSTRIA PETROLERA

   Según el comunicado, PDVSA se ve obligada a importar el crudo liviano porque "la producción petrolera ha aumentado" y lo que produce de ese tipo de petróleo ya no es suficiente. Sin embargo, según datos del informe de gestión de 2013 de la misma petrolera, la estatal produjo 2.899.000 barriles diarios en ese año, una caída de 11.000 barriles diarios respecto a 2012.

   En 2008, Venezuela produjo 3.260.000 barriles diarios. "Al final, mucho de estas importaciones tiene que ver con que no hay plata", dice Hernández, quien lo atribuye a la caída en la producción, las pérdidas por el subsidio a la gasolina en el mercado interno y la venta de petróleo a precios inferiores que los del mercado a China y países de Petrocaribe.

   Sin embargo, para el director de la Cátedra Petrolera de la Universidad del Zulia, Rolín Iguarán, "la política petrolera del Gobierno es coherente, con empresas mixtas y acuerdos con otros países" y ha añadido: "Si tú miras nuestra historia petrolera verás que nunca hemos sido una potencia exportadora de crudo liviano".

   La respuesta para Hernández es opuesta y no se trata de una "cuestión de disponibilidad de recursos", ya que de los 316.000 millones de barriles que tiene Venezuela en sus reservas, 40.000 millones son de crudo liviano, según estudios de PDVSA, lo que supone unas reservas mayores que las de Brasil o, incluso, Argelia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...