Actualizado 26/02/2015 10:14 CET

Venezuela solicita anular la decisión del CIADI que la obliga a pagar indemnización a Exxon Mobil

CARACAS, 26 Feb. (Reuters/EP) -  

   Venezuela ha solicitado la anulación de un fallo del tribunal arbitral del Banco Mundial que ordena al país petrolero pagar a Exxon Mobil Corp una indemnización de 1.600 millones de dólares por la expropiación de sus activos, según han informado ambas partes el miércoles.

   "Venezuela ha presentado un recurso de anulación", ha informado George Kahale, el abogado que representa a la nación sudamericana en este proceso, a través de un correo electrónico en respuesta a la agencia Reuters.

   Kahale ha dicho no saber cuándo el tribunal tomará una decisión sobre si aceptará o no considerar la solicitud realizada por Venezuela. "El primer paso es el nombramiento de un comité que escuchará la solicitud de anulación, y esto aún no ha sucedido", ha explicado el letrado.

   "El cronograma de este proceso de anulación no será determinado hasta después de la designación del comité", ha agregado.

   Exxon informó horas antes que el país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) había presentado una solicitud de anulación de la decisión ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) el pasado 2 de febrero.

   "La solicitud alega que al emitir el fallo, el Tribunal se excedió en sus facultades, no expresó los motivos en que se basa la decisión del panel arbitral del CIADI, y se apartó de una norma de procedimiento", dijo Exxon.

   Venezuela, una vez que se conoció la decisión del panel arbitral en octubre de 2014, había pedido una revisión del fallo, por considerar que se debía descontar a la indemnización 908 millones de dólares que la nación ya pegó a Exxon por una decisión previa de la Cámara de Comercio Internacional con sede en París.

   Las solicitudes de revisión y anulación del laudo han detenido el pago de la indemnización, informó Exxon. La demora en la ejecución del fallo le ha brindado un poco de oxígeno a las delicadas finanzas de Venezuela, que están bajo presión en medio de la caída del precio del petróleo, su principal producto de exportación.

   Venezuela enfrenta más de 20 casos de arbitraje en el tribunal del Banco Mundial, presentados después de que el fallecido presidente Hugo Chávez iniciase una serie de nacionalizaciones en 2007.

   En esa estrategia, Chávez expropió una serie de desarrollos petroleros, incluido el proyecto de crudo pesado Cerro Negro y otro más pequeño llamado La Ceiba, ambos operados por Exxon.