Publicado 25/02/2021 10:35CET

VÍDEO: Economía/Empresas.- Telefónica gana un 38,5% más en 2020 y rebaja el dividendo a 0,30 euros para 2021

Archivo - Edificio donde se encuentra la sede de Telefónica ubicada en Ronda de la comunicación, Madrid (España)
Archivo - Edificio donde se encuentra la sede de Telefónica ubicada en Ronda de la comunicación, Madrid (España) - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

La compañía genera casi 5.000 millones de euros de caja y reduce su deuda en neta en más de 2.500 millones de euros el pasado ejercicio

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

Telefónica obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.582 millones de euros en el ejercicio 2020, lo que supone un 38,5% más que los 1.142 millones de euros que ganó en 2019, según ha informado la compañía, que ha confirmado el dividendo de 0,40 euros por acción para 2020, pero ha recortado un 25% el de 2021, hasta 0,30 euros, ambos mediante la fórmula de 'dividendo flexible'.

La compañía de telecomunicaciones señala que este resultado demuestra "la eficiencia en la gestión" ante las difíciles condiciones provocadas por el Covid-19, así como su capacidad de transformación para combatir este escenario, lo que le ha permitido cerrar el ejercicio con una "clara mejoría operativa".

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), informa de que su cifra de negocio en 2020 alcanzó los 43.076 millones de euros, un 11% menos en comparación con los 48.422 millones de euros de 2019. Sin embargo, en términos orgánicos los ingresos subieron un 3,3%, ya que se vieron afectados por el impacto de la devaluación de las divisas y del coronavirus.

El resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) de Telefónica alcanzó los 13.498 millones de euros, un 10,7% menos que los 15.119 millones de euros de 2019, aunque en términos comparables la caída se redujo a un 5,7%.

En el cuarto trimestre de 2020, Telefónica registró un beneficio neto de 911 millones de euros, en contraste con los 202 millones de euros que perdió en el mismo periodo de 2019, mientras que los ingresos descendieron un 12% en términos reportados y un 2% en orgánicos, hasta los 10.909 millones de euros.

A este respecto, añade que la evolución de los ingresos recoge el mayor dinamismo registrado en los últimos meses del ejercicio, impulsado fundamentalmente por la creciente actividad comercial y operativa en sus cuatro principales mercados (España, Alemania, Brasil y Reino Unido). De hecho, incide en la mejoría de los ingresos trimestrales, dado que en el tercer trimestre el descenso orgánico fue del 4,3% y en el segundo trimestre, del 5,6%.

MENOS DEUDA Y MÁS CAJA

Por su parte, la deuda neta se situó a cierre del ejercicio en los 35.228 millones de euros, lo que supone una reducción de 2.516 millones de euros en un año, de los que 1.449 millones de euros corresponden a los avances logrados entre octubre y diciembre, cuando descendió en 1.449 millones de euros.

En este sentido, la compañía agrega que este volumen que no incluye los 9.000 millones de euros (un 25% de la deuda neta actual) procedentes de las operaciones inorgánicas pendientes de cierre, entre las que destacan la fusión de O2 y Virgin Media en Reino Unido o la venta de las torres de Telxius.

Este descenso de la deuda ha sido posible en gran parte por la capacidad del grupo para la generación de caja, que alcanzó un total de 4.794 millones de euros en el conjunto del ejercicio. En el último trimestre de 2020, el flujo de caja libre llegó a los 1.993 millones de euros, un 13,2% más que en el mismo periodo de 2019.

El capex (gastos de capital) en el conjunto del ejercicio alcanzó los 5.861 millones de euros, un 12% menos en términos orgánicos y un 33,3% menos en reportados, debido a la "efectiva gestión de las inversiones" y al foco continuado en acelerar la excelencia de la conectividad mientras se mejora la calidad y la experiencia del cliente.

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha remarcado que estos datos son fruto de las pautas que se marcó el grupo en el plan estratégico de 2019, que ya les dejaba "bien preparados para lo inesperado", así como de las medidas adoptadas posteriormente para activar una gestión eficaz y precisa en un entorno tan complejo. "Teníamos que actuar, lo hicimos y los resultados nos dicen ahora que estábamos en lo cierto", ha remarcado.

REMUNERACIÓN AL ACCIONISTA

En este contexto, la compañía ha confirmado la remuneración al accionista para 2020, de la que está pendiente el pago de un segundo tramo de 0,20 euros en junio de 2021 mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario ('scrip dividend'), y ha propuesto una rebaja del importe del dividendo de 2021 hasta los 0,30 euros.

En concreto, la compañía ha anunciado su intención de abonar con cargo al ejercicio 2021 un dividendo de 0,30 euros por acción que se pagará en dos tramos, 0,15 euros por acción en diciembre de 2021 y 0,15 euros por acción en junio de 2022, también bajo la modalidad de dividendo flexible.

Asimismo, la compañía ha propuesto la amortización de un total del 1,5% de acciones representativas del capital social en autocartera, que a fecha de 13 de enero de 2021 suponía el 1,860%, según registros de la CNMV. Tanto para este plan como para el dividendo se propondrá a la junta general de accionistas los acuerdos societarios oportunos.

Telefónica resalta que esta decisión le permite proseguir con la transformación de la compañía invirtiendo en las áreas de mayor potencial de crecimiento, "reasignando los recursos para capturar estas oportunidades, mejorando la estructura de capital y manteniendo una retribución atractiva a los accionistas".

Asimismo, la empresa informa de que el presidente y el consejero delegado de Telefónica, José María Álvarez-Pallete y Ángel Vilá, respectivamente, han renunciado al 100% de la remuneración que les correspondería como incentivo a largo plazo correspondiente al ejercicio.

En cuanto a los objetivos para 2021, Telefónica espera una estabilización de las tendencias en ingresos y Oibda, así como una vuelta al nivel normalizado de la ratio de CapEx sobre ventas de hasta el 15%.

INGRESOS POR DIVISIONES

Por divisiones, Telefónica ingresó en España un total de 12.401 millones de euros en 2020, lo que representa un descenso del 3,5% en comparación con 2019, mientras que su división alemana facturó 7.532 millones de euros, un 1,8% más.

Por su parte, los ingresos de la filial de Reino Unido descendieron un 4,4% en términos orgánicos y un 5,6% en reportados, hasta situarse en los 6.708 millones de euros, y los de la de Brasil descendieron un 26% en términos reportados y un 2,6% en orgánicos, hasta los 7.422 millones de euros.

Telefónica Infra (Telxius) redujo sus ingresos un 1,9%, hasta los 826 millones de euros, a pesar de que en términos orgánicos subieron un 1%, mientras que Hispanoamérica facturó 7.922 millones de euros, un 6,2% menos en términos orgánicos y un 17,9% menos en reportados.

AUMENTO DE CLIENTES.

Telefónica cerró 2020 con un total de 345,43 millones de clientes, los que supone un 0,3% más que los 344,33 millones que tenía a finales de 2019. En concreto, los accesos fijo descendieron un 9,7% y los de televisión de pago un 4,5%, pero se vieron compensados por el incremento del 1,8% de los accesos móviles y del 2,5% de los accesos mayoristas.

En este contexto, la compañía informa de un descenso de la tasa de abandono (churn) de los clientes, que baja 0,7 puntos porcentuales con respecto a 2019, hasta el 2,3%. Además, el indicador NPS (Net Promoter Score), que mide la satisfacción del cliente, cierra el año en el 24% en los cuatro principales mercados, siete puntos porcentuales por encima del ejercicio anterior

Asimismo, la operadora informa de que su red de alta velocidad (fibra y cable) alcanzó 134,8 millones de unidades inmobiliarias (UUII), un 9% más que en 2019, de los que 61,8 millones de UUII corresponden a la propia red del grupo, un 11% más que un año antes.

URL DE DESCARGA: https://www.europapress.tv/economia/548151/1/telefonica-gana...