30 de octubre de 1983, el día que el pueblo argentino retornó a la democracia

Elecciones presidenciales argentinas de 1983
YOUTUBE
Actualizado 30/10/2017 8:28:38 CET

   BUENOS AIRES, 30 Oct. (Notimérica) -

   Las elecciones celebradas en octubre de 1983 en Argentina ponían punto y final al Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983), una de las dictaduras más sangrientas de la historia del país. La victoria de Raúl Alfosín dio inicio al proceso de transición democrática en Argentina.

   Los comandantes de las Fuerzas Armadas Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Masserasa y Orlando Ramón Agosti organizaron un golpe de estado para derrocar a Isabel Perón (1974-1976). Tras esto, se instauró una dictadura cívico-militar conocida como 'Proceso de Reorganización Nacional'.

   Se formó una Junta Militar, encabezada por los jefes militares que habían liderado la revuelta, para dirigir el país. Durante este periodo, la violación de los Derechos Humanos fue constante y se cometieron diversos crímenes de lesa humanidad. Se estima que entre 15.000 y 30.000 personas desaparecieron durante el Proceso de Reorganización Nacional.

   Esta dictadura se caracterizó por varias prácticas criminales como el asesinato de las minorías como los judíos, testigos de Jehová, homosexuales y transexuales. El terrorismo de estado fue algo muy común y miles de personas fueron detenidas, torturadas y asesinadas por oponerse a las ideas políticas del gobierno.

   La derrota en la Guerra de las Malvinas, la constante presión internacional y la pésima situación económica del país obligó a la Junta Militar a convocar unas elecciones y dar por terminada su etapa. Estas fueron las primeras elecciones democráticas desde la inicio de la dictadura. El 30 de octubre de 1983, hace hoy 34 años, millones de argentinos volvieron a votar con el objetivo de cambiar el rumbo del país.

   El candidato del partido Unión Cívica Radical (UCR), Raúl Alfonsín, fue un firme partidario de enjuiciar a los responsables del gobierno dictatorial en Argentina. Gracias a esta postura se ganó al pueblo y finalmente fue elegido como nuevo presidente con un 51 por ciento de los votos. La victoria electoral de Alfonsín en 1983 supuso la vuelta de la democracia tras siete oscuros años de una férrea y mortal dictadura en el país.