El ELN libera a seis personas que mantenía secuestradas desde hacía un mes

Actualizado 13/09/2018 11:44:51 CET

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la mayor guerrilla activa de Colombia, ha puesto en libertad a seis personas que llevaban secuestradas un mes, según ha informado el diario local 'El Espectador'.

Tal y como había anunciado la delegación de paz del ELN, el grupo de personas que permanecían secuestradas en el departamento de Chocó, en el noroeste del país, han sido finalmente liberados como un gesto de voluntad de paz. Los seis secuestrados llevaban un mes retenidos por los guerrilleros, que regresarán pronto a sus hogares.

La liberación de los cuatro soldados y dos civiles ha tenido lugar en un momento en que el presidente del país, Iván Duque, evalúa si seguir adelante con las conversaciones de paz entabladas con los guerrilleros.

Según el dirigente, la condición para que las negociaciones continúen radica en que el ELN ponga en libertad a 19 personas que mantiene secuestradas y a que el grupo guerrillero, considerado organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, suspenda unilateralmente las hostilidades.

La noticia de que su puesta en libertad ha sido confirmada por la Defensoría del Pueblo y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que junto a la Conferencia Episcopal han seguido la operación humanitaria que ha permitido la liberación de los secuestrados.

Los liberados son los policías Wilber Rentería, Luis Carlos Torres Montoya y Yemilson Leandro Gómez Correa; el soldado profesional Jesús Alberto Ramírez Silva y dos civiles aún sin identificar. Todos ellos serán trasladados a un hospital para realizarles los exámenes médicos oportunos y posteriormente podrán regresar a sus hogares.

"Hemos seguido la comisión humanitaria que ha facilitado la puesta en libertad de seis personas que llevaban retenidas por el ELN desde agosto. Estamos contentos de que se puedan reunir con sus familias", ha señalado el CICR en Twitter.

Duque, por su parte, ha celebrado en su cuenta de Twitter "que haya personas que estén retornando a sus hogares después de haber padecido la tragedia del secuestro". "Ratifico hoy ante los jueces de este país que si hay genuina voluntad de paz, debe haber suspensión de actividades criminales y la liberación de todos los secuestrados", ha añadido.

"Pedimos que el ELN informe con precisión del estado de esas personas secuestradas e indique cuándo regresarán a sus casas y también quiero ser claro: si queremos construir una paz con el ELN ellos deben empezar por la más clara de las voluntades, que es la suspensión de todas las actividades criminales", ha manifestado.

"Porque si no empezamos por ahí lo que terminamos es validando la violencia como un medio de acceso a la negociación con el Estado, ese ha sido un error histórico que se ha cometido en Colombia y estoy aquí para enmendarlo", ha afirmado.

El dirigente ha expresado que "si el Gobierno acepta que se hable de paz cuando se producen actos de violencia lo que estamos diciéndole al país es que la violencia es un mecanismo legítimo para llegar a los oídos del Estado y eso termina debilitando las instituciones, la legalidad y la ley".

El ELN, fundado por sacerdotes católicos radicales y con unos 2.000 combatientes, mantiene una confrontación de más de medio siglo con las fuerzas colombianas. Aunque el grupo rebelde anunció su disposición a liberar a otros cuatro efectivos de las Fuerzas Armadas y a dos civiles secuestrados en el selvático departamento del Chocó, no lo ha hecho alegando que no se han acordado protocolos --como la suspensión de operaciones militares--.