Vizcarra quiere declarar en estado de emergencia al Ministerio Público tras la destitución de fiscales

Actualizado 02/01/2019 8:03:14 CET

LIMA, 2 Ene. (Reuters/EP) -

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, ha anunciado este martes que presentará un proyecto de ley para declarar en estado de emergencia al Ministerio Público tras la decisión del fiscal general, Pedro Chávarry, de destituir a los fiscales que investigaban el escándalo de corrupción de Odebrecht, ante lo que ha solicitado el apoyo del Congreso para evitar una confrontación con el poder Legislativo.

Vizcarra, tras una reunión de su gabinete, ha asegurado que llevará a cabo que buscará medidas ejemplares contra aquellos que juegan contra el país, en referencia al fiscal general Pedro Chávarry que de manera inesperada destituyó el lunes a los principales fiscales que investigan casos de sobornos de la brasileña Odebrecht.

"El día de mañana a las 13.00 horas iré al Congreso y presentaré personalmente este proyecto, como claro gesto de la importancia que mi Gobierno asigna a la lucha anticorrupción", ha afirmado Vizcarra en una declaración pública.

"Exhorto al Congreso a tratarlo con el carácter de urgencia que el caso requiere para no tener que llegar a una cuestión de confianza", ha añadido.

El Congreso unicameral peruano tiene como mayor fuerza política al partido de la líder opositora Keiko Fujimori, que cumple prisión preventiva por supuestamente recibir aportes de Odebrecht para su campaña electoral del 2011.

Chávarry anunció el lunes el fulminante despido de los fiscales Rafael Vela y José Pérez, semanas después de que llegaran a un acuerdo con Odebrecht, por el cual la constructora brasileña deberá pagar una multa millonaria y colaborar en las pesquisas judiciales contra los políticos y funcionarios que recibieron sobornos a cambio de obra pública.

El fiscal general esgrimió que Vela y Pérez no habían respetado la jerarquía del Ministerio Público (MP). Este martes, ha descartado que tenga "cualquier tipo de complacencia con algún partido político y/o grupo de poder". "El tiempo demostrará que no habrá selectividad en las investigaciones (...) El MP será implacable en la lucha contra la corrupción", ha escrito en Twitter.

A Vizcarra este nuevo escándalo en la administración de justicia le ha sorprendido en Brasil, a donde ha viajado para asistir a la toma de posesión de Jair Bolsonaro. "Expreso mi enérgico rechazo ante la remoción de los fiscales a cargo de los más importantes casos de investigación sobre corrupción", ha denunciado este martes en dicha red social.

El jefe de Estado ha ratificado que "la lucha frontal contra la corrupción y la impunidad es una política prioritaria del Gobierno, una necesidad impostergable y una causa ciudadana", por lo que ha adelantado su regreso a Perú desde Brasil para seguir liderando esta "lucha".

Ya desde Lima, Vizcarra ha contado que le ha explicado la situación a Bolsonaro, que estaba al tanto de los últimos acontecimientos y ha entendido su decisión de anticipar su vuelta. "Brasil está inmerso en temas de corrupción y quiere combatirlos como estamos haciéndolo en Perú", ha valorado, según informa RPP.

Interrogado por la prensa sobre cómo responderá a los cambios en la Fiscalía, el presidente ha indicado que hablará con el primer ministro, César Villanueva, y el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, para concertar "una primera reunión". "Y en horas de la tarde con el resto de ministros", ha añadido.

Vizcarra ha indicado que, "en función al análisis legal, y respetando la independencia de poderes, la ley y la Constitución, daremos a conocer las medidas" oportunas. Sobre la posibilidad de declarar el estado de emergencia en el Ministerio Público, se ha limitado a contestar que el Gobierno actuará de forma responsable.

El Poder Judicial de Perú está en el ojo del huracán desde el pasado mes de junio, cuando una investigación periodística destapó la existencia de una red de favores entre políticos, empresarios, jueces y fiscales, lo que provocó una ola de dimisiones, incluida la del entonces ministro de Justicia.

Vizcarra ha hecho de la lucha contra la corrupción la bandera de su Gobierno, ya que llegó al cargo en marzo tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski como presidente del país por la creciente presión en su contra a causa de su presunta implicación en el caso Odebrecht.

Odebrecht está investigado en numerosos países de América Latina por su política de pago de sobornos a cambio de obra pública. Además de Kuczynski, en Perú están siendo investigados por este caso los ex presidentes Ollanta Humala y Álan García y la líder opositora Keiko Fujimori.

Para leer más