Publicado 25/08/2015 18:37:06CET

Las armas de Otto Pérez Molina, el presidente que se aferra a su cargo

   CIUDAD DE GUATEMALA, 25 Ago. (Notimérica) -

   Los problemas no parecen dejar de aflorarle al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, que se enfrenta a un gabinete deshecho con la dimisión en los últimos días de seis de sus ministros y a la revelación de unas escuchas que lo relacionan con el caso de corrupción de 'La Línea' y que no han hecho más que reforzar a la gran cantidad de guatemaltecos que han salido a las calles para exigir su dimisión y la cancelación de las elecciones del 6 de septiembre.

   Este lunes los ministros de Finanzas y Comunicaciones del Gobierno de Guatemala anunciaron su dimisión; unas renuncias que se sumaron a las de los ministros de Agricultura, Salud, Economía y Educación, que han tenido lugar en los últimos días.

   Las despedidas se producen después de que fiscales e investigadores acusaran Pérez Molina de estar implicado en un fraude aduanero que llevó al arresto de su exvicepresidenta, Roxana Baldetti.

   Además, este lunes la Fiscalía presentó ante el tribunal una grabación de una conversación telefónica en la que el presidente favorece a la trama corrupta conocida como 'La Línea', una estructura criminal tejida alrededor de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de Guatemala que consistía en el cobro de mordidas para favorecer la importación de ciertos productos en las aduanas y para evitar que otros tantos pagaran impuestos. Se cree que la exvicepresidenta era el 'cerebro' de la trama.

   Pese a todos los problemas, en un mensaje a la nación el domingo, Pérez Molina confrontó a las voces que demandan su renuncia y anunció que se mantendría en el cargo, apelando a defender la institucionalidad y llamando a la "Guatemala profunda"; un llamamiento que según algunos periódicos guatemaltecos como 'La Hora' va dirigido a "las tropas" del mandatario, que están encabezadas por los sindicatos, beneficiados por pactos colectivos suscritos por ministros que ahora han abandonado sus cargos.

   El presidente tiene de su lado a algunos sectores de la población y cuenta con algunas situaciones ventajosas que le podrían permitir, contra todo pronóstico, terminar el único mandato de cuatro años que es posible ejercer en Guatemala. Repasamos cuáles son estos factores.

MANIFESTACIONES EN APOYO AL PRESIDENTE

   Este lunes, representantes de la Unidad de Acción Sindical y Popular (Uasp), del Frente Nacional de Lucha (FNL), de la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (Conic) y del Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (Steg) salieron a las calles y, frente al Tribunal Supremo Electoral, arremetieron contra las protestas ciudadanas que durante los sábados de los últimos meses han pedido la dimisión del mandatario.

   Así, campesinos y sindicatos demandaron principalmente la celebración de las elecciones, cuestionando a aquellos que intentan boicotearlas, y reclamaron que ningún partido sea suspendido, frente a aquellos que demandan la suspensión de Líder por cometer irregularidades en la campaña.

   El líder sindical Nery Barrios advirtió que saldrán a las calles a protestar si un partido político es suspendido por los magistrados del TSE y calificó las acciones legales contra Pérez Molina y Roxana Baldetti de persecución política, en declaraciones a Soy 502.

   Por su parte, el diario 'Prensa Libre' denunció que los manifestantes hicieron pintadas en su edificio y que, en sus consignas, los acusaron de respaldar un golpe de estado y de boicotear las elecciones con sus publicaciones. Además, según el periódico, los manifestantes agredieron verbalmente a los periodistas del medio que cubrían la marcha.

POLICÍA, EN ALERTA

   De acuerdo a la información de la página del Gobierno de Guatemala, la ministra de Gobernación, Eunice Mendizábal, ordenó a jefes de la Policía Nacional Civil (PNC) suspender descansos a los agentes para mantener el orden en las calles "ante la situación actual".

   El viceministro de Seguridad, Elmer Sosa, indicó a los jefes policiales: "Tenemos la obligación, el compromiso, la responsabilidad y la actitud de garantizar la seguridad del país y adelantarnos a todos los posibles escenarios y eventos siempre asegurándonos el mantenernos neutrales en todo momento, recordando que la Institución policial es netamente apolítica".

EL ANTEJUICIO CONTRA EL PRESIDENTE

   Por el momento, el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) no ha autorizado la solicitud de antejuicio en contra del presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, realizada por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público por su presunta implicación en el caso de defraudación aduanera.

   El motivo es que la magistrada Blanca Stalling solicitó no formar parte de la discusión. Su hijo, Otto Fernando Molina, está involucrado en la investigación de negociaciones irregulares entre el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y la empresa Pisa, también destapado por la CICIG. Ahora, el pleno de la Corte deberá nombrar un suplente para procesar la solicitud.

   En el Congreso, el diputado de Winaq Amílcar Pop propuso que este martes se resolviera la solicitud de antejuicio contra Pérez Molina, pero la petición fue rechazada.