Actualizado 05/10/2015 21:49 CET

Aznar critica el acuerdo entre Gobierno colombiano y las FARC

   MADRID, 5 Oct. (Notimérica) -

   El ex presidente del Gobierno de España, José María Aznar, ha criticado este lunes al acuerdo de "justicia transicional" anunciado por el Gobierno de Colombia y las FARC, a la vez que ha abogado por construir un "Estado fuerte" para terminar con los guerrilleros.

   El acuerdo de "justicia transicional" anunciado por el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC propone la 'creación de una jurisdicción especial para la paz', que constará de diez puntos necesarios para establecer las medidas de Justicia, las cuales podrán ser aplicadas a los guerrilleros que abandonen las armas, además de las compensaciones para las víctimas.

   Esta idea no parece convencer al que fuera presidente de España, tal y como expresó durante su intervención en el coloquio 'España y América Latina ante los retos de un nuevo siglo', organizado por el 'Foro Futuro en Español' en la Casa de América de Madrid, España.

   "Cuanto más fuerte sea el Estado, más cerca estará la paz y cuanto más se debilite el Estado, más se aleja la paz", afirmó el expresidente español, quien agregó que "eso incluye no equiparar el Estado a los terroristas guerrilleros narcotraficantes, porque si se hace, se estaría creando un debilitamiento irreparable del Estado".

   En esta línea, Aznar opinó que "la democracia no es equiparable a las acciones terroristas, guerrilleras, narcotraficantes", ya que "las políticas deben articularse sobre los hechos que determinan la eliminación y la derrota de aquellos que han llenado de dolor, de sangre y de problemas a la democracia en Colombia, que ha podido sobrevivir", apostilló.

   Estas no fueron las únicas declaraciones que dejó el presidente de honor del Partido Popular (PP), quien tampoco dudó en hablar acerca del Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su charla con el periodista colombiano Juan Carlos Iragorri.

CALIFICA LAS POLÍTICAS DE MADURO DE "NAZISMO".

   "La expulsión de ciudadanos colombianos me parece inaceptable, eso es nazismo, ocurría en la Alemania nazi y es lo que está pasando en Venezuela", lamentó Aznar al hablar acerca de la crisis fronteriza que está teniendo lugar entre Colombia y Venezuela.

   En este contexto, el expresidente español denunció el comportamiento de los líderes de los Estados latinoamericanos, quienes "tenían que ser mucho más exigentes con el respeto a los Derechos Humanos, libertades y democracia". "Si no lo son, pagarán un precio", advirtió.

   Sobre Venezuela, agregó que se trata de "un país en el que se acosa a la oposición, se la encarcela, se la persigue". Motivos que, según subrayó, le hacen desconfiar de la transparencia de las elecciones que Venezuela celebrará el próximo 6 de diciembre.

UN PRESIDENTE DE EEUU QUE HABLE ESPAÑOL.

   Ante las próximas elecciones en Estados Unidos, Aznar confesó quién le gustaría que estuviera al frente de la Casa Blanca, abogando por un presidente que hable español.

   "Nos vendría bien. Creo que te entiendes mejor con alguien que te comprende y que vive o ha vivido en tus mismos ámbitos", ha explicado.

   Sus declaraciones han provocado que se señale al precandidato republicano Jeb Bush como su posible favorito, ya que habla español y está casado con una mexicana. En este sentido, el aspirante Marco Rubio también podría estar entre los mejores candidatos de acuerdo con Aznar, ya que es hispanohablante.

   "Hay otros que no hablan español y quizá nos vendrían bien, pero creo que te entiendes mejor con alguien que habla tu mismo idioma", insistió.

RELACIONES DIPLOMÁTICAS ENTRE CUBA Y EEUU.

   El expresidente del Gobierno de España no se ha dejado ningún tema en el tintero, opinando también sobre el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, y del Papa Francisco.

   Aznar lamentó que el Pontífice no hiciera mención alguna a la libertad y a los Derechos Humanos en su reciente visita a Cuba, durante la cual se produjeron arrestos.

   En último lugar, y respecto a las relaciones diplomáticas entre la isla y Estados Unidos, ha reconocido que le cuesta trabajo comprender que se restablezcan las relaciones diplomáticas con Cuba y los hermanos Castro, que siguen "tiranizando" la isla, y "no paguen ningún precio" por su política.