Bolsonaro asegura que el acuerdo entre la UE y el Mercosur podría tardar hasta tres años en entrar en vigor

Actualizado 01/07/2019 8:20:54 CET
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro
El presidente brasileño, Jair BolsonaroAntonio Cruz/Agencia Brazil/dpa

BRASILIA, 1 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha asegurado este domingo que el acuerdo de libre comercio alcanzado por la Unión Europea y el Mercosur podría tardar hasta tres años en entrar en vigor dado que depende de la aprobación de los diputados de todos los países involucrados.

El viernes, el Mercosur y la UE se pusieron de acuerdo en el borrador de un tratado de libre comercio, lo que supone el final de casi 20 años de negociaciones. En este sentido, las partes se han comprometido a impulsar mercados más abiertos de cara a la creciente ola de proteccionismo.

En una entrevista tras llegar de su viaje a la cumbre del G-20 en Osaka, Japón, Bolsonaro ha explicado que espera que el Congreso brasileño sea uno de los primeros en aprobar el tratado.

"(El acuerdo) entrará en vigor en un periodo de uno a tres años, depende de los parlamentos. Vamos a ver si nosotros tal vez somos uno de los primeros en aprobarlo", ha aseverado a su llegada a Brasilia, la capital del país.

Bolsonaro denominó su viaje al G-20 como una "misión cumplida" y ha destacado el hecho de que durante la cumbre en Japón se concretó el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur -integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay- y el bloque comunitario.

El acuerdo ha llegado después de una semana de intensos contactos a nivel técnico en Bruselas, que desembocaron en varias reuniones a nivel político. En ellas han participado, por el Ejecutivo comunitario, el vicepresidente Jyrki Katainen, y los comisarios de Comercio, Cecilia Malmström, y de Agricultura, Phil Hogan; y por parte del Mercosur los ministros de Asuntos Exteriores de Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil.

La UE y el Mercosur comenzaron a negociar un tratado de libre comercio en el año 2000 y las conversaciones han pasado desde entonces varias fases en las que han llegado incluso a estar paradas.

Ambas partes acordaron en 2016 relanzar unas negociaciones en las que el capítulo agrícola ha sido el gran escollo, especialmente las exportaciones de carne de vacuno del Mercosur al bloque comunitario.

Contador

Para leer más