Bolsonaro defiende a Moro y asegura que su trabajo para combatir la corrupción en Brasil "no tiene precio"

Actualizado 14/06/2019 9:04:39 CET
Venezuela.- Bolsonaro condena la detención del vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela
REUTERS / ADRIANO MACHADO - Archivo

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha defendido este jueves al juez y ministro de Justicia, Sergio Moro, quien se enfrenta a un creciente aluvión de críticas por las filtraciones publicadas por el portal The Intercept, que demostrarían que el magistrado, quien condenó por corrupción al exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, coordinó sus estrategias con la Fiscalía.

El mandatario brasileño ha señalado que el trabajo llevado a cabo por Moro para combatir la corrupción en el país "no tiene precio", según ha recogido el diario local 'O Globo'.

"Lo que hizo no tiene precio. Realmente mostró las vísceras del poder, la promiscuidad del poder en cuanto a la corrupción", ha indicado el dirigente. "Forma parte de la historia de Brasil", ha aseverado.

Moro tendrá que acudir a una comisión judicial del Senado la próxima semana para explicar los mensajes, que señalan que Moro habría modificado el orden del proceso judicial y exigido operaciones policiales e incluso habría dado consejos y pistas en mensajes con los fiscales del caso 'Lava Jato'.

Tanto Moro como los fiscales han asegurado que lo que ha sido publicado acerca de las filtraciones no supone delito alguno por su parte. El portal ha informado de que las filtraciones proceden de una fuente anónima que pidió su anonimato. Serían mensajes enviados a través de la aplicación de mensajería Telegram entre 2015 y 2018.

The Intercept ha aseverado que recibió una "enorme cantidad" de datos "hackeados" de los teléfonos móviles de Moro y los fiscales que supervisaban la investigación de corrupción en torno a 'Lava Jato'.

Lula ha sido condenado en dos casos de corrupción que suman un total de trece años de cárcel, aunque aún cabe recurso contra ambas sentencias, y tiene pendientes otros siete procesos por cargos similares. Lula iba a ser candidato a las elecciones presidenciales que encumbraron a Bolsonaro, pero la sentencia truncó su trayectoria política.

Para leer más