Actualizado 18/09/2014 16:56:10 +00:00 CET

El ex director de Petrobras se niega a responder en el Senado

RÍO DE JANEIRO, 18 Sep. (Notimérica/EP) -

   El ex director de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, se ha negado a responder a las preguntas que le han formulado los parlamentarios en la Comisión de Investigación del Senado, que trata de arrojar luz sobre la trama de desvío de dinero de la empresa pública estatal.

   Las palabras de Costa eran muy esperadas, después de que hace unas semanas se filtrara a la prensa que había involucrado a varios políticos, sobre todo del partido en el Gobierno, el Partido de los Trabajadores (PT), y su base aliada. Costa se ha acogido a su derecho de no declarar, tal como prevé la ley para los presos que delatan a otros delincuentes para intentar reducir su condena.

   El ex directivo ha respondido una a una todas las preguntas con "nada que declarar", lo que provocado la frustración de los diputados. El Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) es uno de los más afectados por el escándalo. Su líder en la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha, le ha pedido que al menos confirme los nombres citados en su declaración, porque el partido "no teme ninguna información".

   En la misma línea se han expresado los diputados del PT, que han remarcado que quieren que la investigación avance para proteger los intereses y la imagen de Petrobras.

   Durante la sesión los partidos de la oposición han acordado pedir una reunión con el presidente del Tribunal Supremo Federal (STF en sus siglas en portugués), Ricardo Lewandowski, y con el magistrado que instruye el caso, Teori Zavascki. La intención es obtener la declaración en la que Costa involucró a todos los políticos. "Si no conseguimos que se compartan las informaciones de la declaración esta comisión está muerta", ha dicho el diputado Fernando Francischini, del Partido de la República (PR).

   Costa ha llegado al Congreso escoltado por policías federales. Antes de que empezara la sesión, los congresistas del Gobierno y de la oposición se han enfrentado en relación  al formato del testimonio de Costa. Los aliados de Rousseff defendían que la sesión fuera abierta, mientras que la oposición quería que hablara en privado para intentar convencerle que revelara todos los datos sobre el esquema de corrupción en la compañía.

   La expectación era máxima, después de en un interrogatorio filtrado por la revista 'Veja' involucrara a por lo menos 25 políticos vinculados a tres partidos (el PT, el PMDB y el Partido Progresista).

   Citó al presidente de la Cámara de los Diputados, Henrique Eduardo Alves (PMDB) y al del Senado, Renan Calheiros (PMDB); al ministro de Minas y Energía, Edison Lobão (PT) al presidente del PP, Ciro Nogueira;  al tesorero del PT, João Vaccari; al ex gobernador de Río de Janeiro, Sérgio Cabral (PMDB). Todos ellos formarían parte de un esquema que repartía sobresueldos a partir de contratos adjudicados a empresas proveedoras de Petrobras.

   En su declaración, Costa también mencionó al ex gobernador de Pernambuco y anterior candidato socialista a la presidencia, Eduardo Campos (PSB) hasta su muerte en accidente de avión, lo que indirectamente implica a su sucesora, Marina Silva, que ha tenido que dar explicaciones.