Actualizado 13/02/2015 23:17 CET

El hijo de Bachelet dimite pero asegura que no ha cometido ningún delito

SANTIAGO, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El hijo de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha dimitido este viernes como director sociocultural de La Moneda, aunque ha asegurado que no ha cometido delito alguno, en medio de las acusaciones de tráfico de influencias por, supuestamente, mediar para que una empresa de su mujer consiguiera un crédito millonario.

   "He decido dar un paso al costado y renunciar a mi cargo", ha dicho en un comunicado que ha leído ante los medios de comunicación chilenos en el Palacio de La Moneda, reconociendo que su posición en estos momentos "es a lo menos incómoda".

   Dávalos ha pedido "perdón" por "el malestar que ha generado esta situación", explicando que con esta decisión pretende "asumir el perjuicio provocado a la presidenta y al Gobierno de Chile", según ha informado 'El Mercurio'.

   "No he cometido ilícito alguno ni delito funcionario", ha asegurado, recordando que desde que asumió el cargo se le ha "criticado abiertamente por trabajar en el Estado y trabajar en el sector privado".

   De esta forma, Dávalos ha colmado las expectativas del oficialismo y la oposición, que habían pedido con distinta intensidad que el hijo de Bachelet dimitiera. La Alianza, ha dado un paso más y ha avanzado que el lunes presentará una denuncia.

   El escándalo ha saltado en los últimos días, cuando el Banco de Chile ha confirmado que Dávalos participó en una reunión entre su mujer y el vicepresidente de dicha entidad privada, Andrónico Luksic, celebrada el 6 de noviembre de 2013.

   El objetivo de esta reunión habría sido que Banco de Chile concediera un crédito de 10 millones de dólares a su mujer. Con este dinero su empresa, Caval Limitada, compró tres terrenos que luego revendió para construir viviendas.