Actualizado 10/08/2017 18:05 CET

El ELN estudia declarar un alto el fuego unilateral si no pacta con el Gobierno antes de la visita del Papa

Pablo Beltrán, miembro del ELN
REUTERS / STRINGER .

BOGOTÁ, 10 Ago. (Reuters/EP) -

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) contempla la posibilidad de declarar un alto el fuego unilateral con motivo de la visita del Papa Francisco si antes no logra un acuerdo con el Gobierno de Juan Manuel Santos para que ambas partes pongan fin a sus respectivas actividades armadas.

Así lo ha revelado el jefe del equipo del ELN que negocia en Quito un acuerdo de paz, Pablo Beltrán, quien ha prometido por parte de al guerrilla "todo el esfuerzo que sea necesario" para firmar una tregua. No obstante, "si no se lograra habría que considerar la posibilidad de hacer un cese unilateral por parte nuestra", ha señalado en una entrevista a Reuters.

Las partes discuten actualmente en la capital ecuatoriana una tregua que, de acordarse, tendría carácter temporal. Gobierno y guerrilla ven en esta medida un paso adelante en materia de confianza y apuntan que podría contribuir a la mejora de la situación en las comunidades afectadas por el conflicto, ahora que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han dejado las armas.

Los negociadores se han fijado como fecha límite para llegar al acuerdo la visita del Papa a Colombia en septiembre, pero a menos de un mes de que se produzca el consenso sigue sin llegar. Beltrán ha abogado por ofrecerle al Pontífice algún tipo de "gesto" para corresponderle "el respaldo que él le da a que este proceso de paz avance".

Santos ha advertido de que su Gobierno no accederá a ninguna tregua si antes la guerrilla no pone fin a los secuestros y ataques. El ELN, de momento sigue justificando este tipo de acciones como una medida defensiva frente a la presión de las autoridades.

PAZ COMPLETA

Tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, Beltrán ha reconocido que su grupo está acupando algunos de los territorios abandonados por la principal guerrilla del país sudamericano. Lo hacen, según ha alegado, para proteger a la población civil.

"En muchas zonas de donde salieron las FARC no está llegando el Estado, están llegando grupos paramilitares porque hay una disputa de territorios. En muchas partes en donde están llegando grupos paramilitares y las comunidades están amenazadas (...) nos han dicho: vengan y ayúdenos a organizar la defensa y la protección", ha explicado.

En este sentido, el negociador del ELN ha evitado hablar de ocupación y ha descrito estos movimientos como una "respuesta", que además no es "completa" porque el grupo no tiene capacidades y efectivos para acudir a todos los lugares donde supuestamente se requiere su presencia. La guerrilla, surgida en 1964, contaría en la actualidad con unos 2.000 miembros.

HORIZONTE

El lento avance de las negociaciones y los múltiples temas que aún quedan por resolver han hecho al ELN dar por seguro que no habrá acuerdo antes de que Santos concluya su actual y último mandato, en agosto de 2018.

Por este motivo, Beltrán ha subrayado la necesidad de avanzar todo lo posible hasta que llegue el traspaso de poder al próximo presidente, para que el futuro Gobierno se vea presionado a dar continuidad al proceso de paz.