Actualizado 14/06/2013 07:49 CET

El Gobierno aclara que corresponderá a la justicia decidir qué guerrilleros son indultados

BOGOTÁ, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El jefe del equipo negociador del Gobierno en el diálogo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Humberto de la Calle, ha aclarado que el acuerdo sobre participación política no incluirá nombres concretos, ya que corresponderá a la justicia decidir qué guerrilleros son indultados.

"Aquí lo que estamos hablando es de una posible fuerza política que surja como resultado del proceso de paz, no de personas concretas", ha dicho el ex vicepresidente colombiano, en declaraciones recogidas por Caracol Radio.

Así, ha aclarado que serán los tribunales de justicia los que decidan caso por caso qué guerrilleros podrán pasar a la vida política, siendo indultados, y cuáles tendrán que afrontar procesos judiciales por graves violaciones de los Derechos Humanos.

De la Calle ha vuelto a defender la inclusión de este punto en la agenda del proceso de paz, explicando que la participación política de los grupos armados disueltos es una consecuencia lógica de cualquier proceso de paz.

"De lo que se trata es de cambiar armas por ideas y de llevar a las FARC de una organización armada a una organización civil dedicada a la política", ha insistido, tras la reunión que ha mantenido este jueves el equipo negociador del Gobierno.

Estaba previsto que el pasado martes arrancara el siguiente ciclo de conversaciones entre el Gobierno y las FARC, pero las partes anunciaron en un comunicado conjunto que han decidido "trabajar por separado esta semana".

"Dicho mecanismo de trabajo demostró su utilidad durante el ciclo pasado, ya que permite a cada delegación concentrarse en el estudio de temas específicos que serán retomados en la mesa de negociaciones la próxima semana", argumentaron.

Hasta entonces, "cada delegación estudiará distintos documentos, especialmente los que provienen del Foro sobre Participación Política, que se llevó a cabo recientemente en Bogotá, organizado por la Oficina de Naciones Unidas en Colombia y el Centro de Pensamiento para la Paz de la Universidad Nacional".

El nuevo ciclo de conversaciones arranca con el precedente del acuerdo alcanzado el pasado 26 de mayo sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda temática del diálogo de paz y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota su lucha armada.

Se espera que, alcanzado ya el pacto más difícil, Gobierno y FARC impriman un nuevo ritmo a las negociaciones que les permita llegar a un acuerdo definitivo antes de que acabe 2013. Hasta entonces, regirá el principio de que "nada está acordado hasta que todo este acordado".

Desde el pasado 8 de octubre en Oslo y 19 de noviembre en La Habana, Gobierno y FARC abordan una agenda temática de cinco puntos para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado. Noruega y Cuba están presentes como países garantes y Venezuela y Chile como acompañantes.