Actualizado 27/01/2015 23:22 CET

¿En qué consiste el nuevo cuerpo de Policía Rural que quiere crear Santos?

Santos anuncia policía rural en Colombia
Foto: COLPRENSA

BOGOTÁ, 27 Ene. (Colprensa/Notimérica) -

   Una de las propuestas que aseguró tener este domingo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en su visita oficial a Francia, es que Colombia cuente con una Policía Rural una vez se firme el acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y precisó que esta fuerza tomaría como modelo a la Gendarmería francesa.

   Santos se encuentra en este momento en la nación europea reuniéndose con empresarios y políticos locales, entre ellos el presidente de ese país Francois Hollande.

   "Los franceses han venido ayudándonos pensando también en la organización del posconflicto y la Gendarmería francesa es un modelo que para nosotros puede ser muy importante y queremos que nos ofrezcan colaboración en ese sentido", aseveró el presidente.

EL MODELO DE SEGURIDAD FRANCÉS.

   La Policía francesa está divida en dos partes. Una es la Policía Nacional que se encarga de mantener la seguridad en las diferentes ciudades del país y cumple roles muy similares a los de cualquier fuerza policial del mundo. Sus labores son investigar crímenes y mantener el órden público en cada ciudad.

   La otra parte es la Gendarmería Nacional Francesa que se encarga de la seguridad de las zonas rurales, las zonas periurbanas de las grandes ciudades y las zonas urbanas de las ciudades pequeñas y pueblos con menos de 20.000 habitantes.

   Entre las funciones de la Gendarmería Francesa están la vigilancia e investigación criminal en las zonas rurales, costeras, riberas y pueblos pequeños, en donde habita casi el 50 por ciento de la población francesa. También se encargan del control de multitudes y la seguridad en los aeropuertos.

   La Guardia Republicana, que forma parte de la Gendarmería, se encarga de los honores para jefes de Estado o de Gobierno extranjeros que visiten ese país, así como de las funciones de Policía Militar al interior de espacios como las bases del Ejército Nacional, de la Fuerza Aérea o la Armada Naval.

   El director general de la Gendarmería es electo por un Consejo de Ministros y recibe el título de general de armas que equivale a ser general de cualquier rama del Ejército. El actual director es el general Denis Favier, quien fue nombrado el 11 de abril de 2013.

   De acuerdo con el teniente coronel de la Gendarmería Francesa Juan Compagnie, quien ejerce como agregado policial en la Embajada francesa en Bogotá, "la Gendarmería es un cuerpo policial con entrenamiento y algunas funciones militares". Esto quiere decir que "la función diaria de nosotros es policial, pero en caso de ser necesario podríamos participar en la defensa de este país".

   Según él, "la Fuerza Pública colombiana está muy militarizada actualmente, porque sus integrantes están protegidos por el Fuero Penal Militar, porque su equipamiento en muchos casos es militar y porque están adscritas al Ministerio de Defensa igual que lo estamos en la Gendarmería".

   Compagnie expresó su disposición a colaborar con las autoridades colombianas, no solo en la forma en que se ha venido haciendo durante años, sino en cualquier forma en que el Gobierno colombiano lo solicite y el Gobierno francés lo autorice.

PROS Y CONTRAS DE ESTE ESQUEMA DE SEGURIDAD

   El coronel del Ejército de Colombia Carlos Alfonso Velásquez afirmó que si existiera una Policía dedicada exclusivamente al campo sería importante, ya que éstas harían un acompañamiento a las autoridades y a los campesinos proveyendo seguridad para todos los colombianos.

Relacionadas

   Velásquez, quien fue comandante del Bloque de Búsqueda a principios de los años 90, asegura que "la dedicación de esta fuerza que se conforme debe ser exclusivamente a lo rural, de tal forma que no se distraigan luchando contra la criminalidad en las ciudades u otro tipo de cosas".

   Una idea que apoyan algunos expertos es la de ampliar la Policía de Carabineros, que teóricamente es la encargada de la seguridad en lo rural, "pero muchas veces se les ve cuidando las zonas cercanas a las ciudades y las fincas de quienes tienen el poder de presionar al Gobierno para que les provea seguridad".

   Para el coronel "es necesario crear una fuerza diferente a las ya existentes, dedicada exclusivamente a lo rural, porque las que están actualmente no sirven, a menos que sean reformadas y reeducadas para proteger al campesino común y corriente, garantizando su seguridad".

   Por su parte, el general Luis Ernesto Gillibert, exdirector de la Policía Nacional, quien afirmó que "la policía rural en Colombia ya existe y son los Carabineros". El general recuerda que "esa es la especialidad de esa unidad de la Policía desde hace muchos años, son los hombres que patrullan el campo, auxilian al campesino en todas sus posibilidades, además de tener una formación agropecuaria".

   Según Gillibert, "de la Gendarmería Francesa se puede aprender mucho, por ejemplo el hecho de que maneja carreteras, aquí podríamos unificar las fuerzas de la Policía de Carreteras con los Carabineros, garantizando la seguridad en el campo y las vías del país".

   Para él, "en los Carabineros, la Policía Nacional ya tiene cierta experiencia y sería muy bueno que nos llegaran nuevos conocimientos para hacer una reingeniería a esta fuerza". Sin embargo, el general Gillibert no está de acuerdo en que se elimine a los Carabineros para crear un nuevo cuerpo de Policía Rural.

   El exdirector de la Policía piensa que "yo estaría de acuerdo con la reingeniería a la Policía Nacional, una potencialización a los Carabineros, para tener mayor cubrimiento a nivel nacional, porque ellos ya tienen una imagen posesionada en el país, con lo que podremos enfrentar la primera etapa del postconflicto, que sabemos que varios problemas va a traer al país". Según él, "si se hace esto y se supera esa primera etapa, la paz será mucho más fácil de manejar y mantener en el futuro".

   Mientras tanto, el profesor de la Universidad Externado de Colombia, Jairo Libreros, recordó que las Naciones Unidas dijeron que "una de las prioridades en el postconflicto es crear un órgano que garantice la seguridad y la atención a las necesidades del campo".

   Según el experto, "algunas de las personas que viven en el campo y han sido víctimas del conflicto desconfían de las guerrillas y del mismo Ejército porque los ven de camuflado. Una policía rural entrenada para apoyar a los campesinos no solo mejoraría la percepción del Estado que ellos tienen, sino también la misma seguridad".

   Libreros recordó que uno de los problemas que más se discuten ahora en los diálogos de paz y en general, en el continente, es que se militarice la Seguridad Ciudadana. Según el profesor, "si se crea una Policía Rural como la Gendarmería Francesa, se manda el mensaje de que la Fuerzas Militares se dedicarían exclusivamente a atender su función constitucional que es la defensa de las fronteras de la nación".

   Para él, "esto ayudaría muchísimo a que en el marco de un postconflicto se dejaran de violar los Derechos Humanos por parte de las fuerzas del Estado, pues los militares tendrían otra función y los policías del campo estarían educados para respetar y hacer respetar los derechos de los campesinos".

EX MIEMBROS DE LA GUERRILLA, ¿FORMARÍAN PARTE?

   Para Libreros, "si se crea esta nueva fuerza rural se debe empezar de cero, no se debe poner a hacer esto a los actuales integrantes de la Fuerza Pública y muchísimo menos de la guerrilla, como sí lo recomiendan las Naciones Unidas".

   Por su parte, el general Luis Gillibert, de la Policía, aseguró que "sí se puede y se debe usar a los policías que tienen experiencia en el campo como los Carabineros, pero no se puede pensar en que los exintegrantes de las FARC se integren a esta Policía, porque han delinquido mucho en el país".

   Así, Velásquez ha indicado que "el reclutamiento de los exguerrilleros se puede implementar de acuerdo con los perfiles individuales de cada uno y bajo una estricta vigilancia por parte de las autoridades del Estado".

   TE PUEDE INTERESAR...

   El conflicto colombiano ya ha dejado 6,8 millones de víctimas

   Víctimas del conflicto colombiano, en la mesa de los diálogos de paz