Actualizado 10/07/2015 07:02 CET

Detienen al yerno del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina

A man holds a Guatemala flag during a demonstration to celebrate the resignatio
Foto: JORGE LOPEZ / REUTERS

CIUDAD DE GUATEMALA, 10 Jul. (Notimérica/EP) -

   La Fiscalía de Guatemala ha confirmado este jueves la captura de Gustavo Martínez, yerno del presidente del país, Otto Pérez Molina, que ocupó el cargo de secretario general de la Presidencia y está acusado de asociación ilícita y tráfico de influencias.

   El exfuncionario guatemalteco integraba una red que intercambiaba favores con empresas a través del Ministerio de Energía y Minas y de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). En concreto, Martínez se pudo haber beneficiado de un contrato de 120.000 dólares pagados por la empresa Jaguar Energy, según los investigadores.

   Este escándalo salpica también al propio presidente, ya que el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, ha asegurado que Martínez "acomodaba la agenda de Pérez Molina para que se concretaran las reuniones entre el presidente y las empresas que necesitaban resolver algún problema".

   La estructura criminal también estaba integrada por el exministro de Energía y Minas, Edwin Ramón Rodas, y por César Medina Farfán, vinculado con el gobierno de Alfonso Portillo como supuesto testaferro y responsable de desviar dinero desde el Ministerio de la Defensa hacia cuentas en Panamá entre 2000 y 2004, entre otros funcionarios, según ha informado el diario local 'Prensa Libre'.

   Martínez renunció a su cargo el pasado 2 de julio bajo el pretexto de "no desgastar" al Gobierno de Pérez Molina. Esta detención se suma a la de Juan de Dios Rodríguez, exsecretario privado del presidente de Guatemala y presidente de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

   El presidente Otto Pérez Molina ha descartado este jueves que vaya a dimitir, tras conocer la detención de su exsecretario privado y esposo de su hija.

   "Algunos me preguntan si voy a renunciar, yo les digo, lo más fácil para mí hubiera sido renunciar desde el principio pero estoy cumpliendo un mandato constitucional que fue otorgado por el pueblo y lo voy a respetar. No voy a renunciar, voy a seguir en la lucha, aunque me quiten la inmunidad..." ha sentenciado Pérez Molina.