Duque crea una comisión para vigilar el respeto a los DDHH en las FFAA tras el artículo del 'NYT'

Publicado 24/05/2019 21:55:04CET
PRESIDENCIA DE COLOMBIA

   MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Colombia, Iván Duque, ha anunciado este viernes la creación de una "comisión independiente" para velar por el respeto a los Derechos Humanos por parte de las Fuerzas Armadas, en respuesta a la polémica suscitada por un artículo del 'New York Times' que reveló supuestas órdenes a militares para matar a los sospechosos.

   "He decidido conformar una comisión independiente que haga un análisis riguroso de todas las órdenes, los manuales y los documentos operacionales y que pueda evaluar con profundidad cómo (...) se ajustan a las normas internacionales y nacionales en materia de Derechos Humanos y Derecho Humanitario", ha dicho desde la Casa de Nariño.

   Duque ha explicado que estará integrada por los juristas Alfonso Gómez Méndez, Mauricio González y Hernando Yepes, que dependerán directamente de la oficina de la Presidencia y en un plazo de 30 días le tendrán que entregar un informe con sus conclusiones sobre el sistema actual y recomendaciones para corregir errores y mejorarlo.

   El objetivo es que "no haya la más mínima duda" sobre la conducta y las operaciones de los uniformados, ha dicho Duque, para quien "las Fuerzas Militares y de Policía se han ganado históricamente el cariño del país" por "defender la vida, la honra, los bienes y los derechos de todos los colombianos".

   No obstante, ha insistido en que "a quien esté en la Fuerza Pública y cometa un delito y deshonre el uniforme le deberá caer siempre todo el peso de la ley". "En eso no hay duda alguna (...) Cero tolerancia", ha enfatizado el líder conservador.

POLÉMICO ARTÍCULO

   Según el 'NYT', el jefe del Ejército, Nicasio de Jesús Martínez, ha ordenado a sus tropas duplicar la cantidad de guerrilleros y criminales muertos, capturados o rendidos, lo que recuerda a los 'falsos positivos' del pasado, en los que los uniformados presentaban a civiles como guerrilleros caídos en combate para conseguir beneficios.

   La información se publicó el pasado fin de semana y el ministro de Defensa, Guillermo Botero, compareció el lunes, arropado por la cúpula militar, para informar de que había pedido a la Fiscalía que investigue los hechos denunciados por el 'New York Times'.

   Además, Botero y el ministro de Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, han enviado esta semana una carta al periódico estadounidense para denunciar la "visión distorsionada, parcial y tendenciosa" que, en su opinión, ofrece el texto y defender los esfuerzos de militares y policías "para estabilizar los territorios y consolidar el orden y la seguridad".

Para leer más