¿Por qué han elegido Noruega para dialogar el Gobierno y la oposición de Venezuela?

¿Por Qué Han Elegido A Noruega Para Dialogar El Gobierno Y La Oposición De Venezuela?
FLICKR - Archivo
Actualizado 17/05/2019 8:26:56 CET

   MADRID, 16 May. (Notimérica) 

   Una delegación del Gobierno venezolano y miembros de la oposición, con la intermediación de la Unión Europea, se habrían desplazado hasta la capital de Noruega, Oslo, para iniciar una serie de acercamientos con el objetivo de poner fin a la crisis que vive Venezuela.

Según informa el portal 'AL Navío' y 'Globovisión', en representación del Gobierno se encuentran el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez. Por parte de la oposición, se encuentran exministro Fernando Martínez Mottola, y el exdiputado Gerardo Blyde, a quienes se incorporará el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Stalin González.

   Asimismo, la negociación contaría con el aval del líder de Voluntad Popular Leopoldo López, el mismo partido al que pertenece el "presidente encargado" Juan Guaidó. Sin embargo, otros líderes opositores han mostrado cierta reticencia a la noticia, como el expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y dirigente de Primero Justicia, Julio Borges, actualmente en Colombia, quien ha asegurado haber conocido la noticia a través de los medios de comunicación y "no avalar ningún tipo de diálogo con la dictadura".

   Y es que la información no ha sido confirmada hasta que el embajador de Venezuela en la sede de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), Jorge Valero, ha indicado que actualmente existen "diálogos" entre el Gobierno de Nicolás Maduro y "la parte democrática" de la oposición venezolana, aunque ha indicado no poder "dar detalles" sobre lo acontecido hasta el momento. Posteriormente, Juan Guaidó a confirmado "la mediación", pero ha matizado que no se prestará a una "negociación falsa".

   No es la primera vez que se llevan a cabo negociaciones entre ambas partes para conseguir dar con una salida a la crisis que actualmente vive el país caribeño, y que se agudizó después de que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamara presidente "encargado" del país el pasado mes de enero. De hecho, la última tentativa de diálogo se produjo entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 en República Dominicana, ocasión en la que más cerca estuvieron de un acuerdo, pero descarriló.

   Maduro ofreció un nuevo diálogo tras las elecciones presidenciales celebradas el 20 de mayo de 2018 --no reconocidas ni por la oposición ni por buena parte de la comunidad internacional--, pero la otra parte se negó por considerar que se trataba de una nueva maniobra para ganar tiempo. Asimismo, el propio Guaidó se ha negado en reiteradas ocasiones en estos cuatro meses como líder de la oposición a volver a sentarse a la mesa de negociaciones. Sin embargo, algo parece haber cambiado.

   ¿Puede ser que haya sido la decisión de llevar a cabo las negociaciones con Noruega como actor principal de la mediación? En caso de que así fuera, ¿por qué Noruega ha conseguido hacer cambiar de opinión a la oposición venezolana?

LOS ANTECEDENTES DE NORUEGA

   El país europeo ya fue un importante actor en el proceso de diálogo, realizado en La Habana, entre las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno colombiano, que derivó en un Acuerdo de Paz entre las partes. "Noruega ha hecho del apoyo a la paz en el mundo una verdadera política de Estado", indica el expresidente colombiano y premio Nobel de la Paz Juan Manuel Santos en su libro 'La batalla por la paz'.

   Según indica al diario 'ALnavio' el profesor asociado de Política Comparada de la Universidad de Bergen (Noruega), investigador de fenómenos políticos y especialista en estudios de resolución de conflictos, Leiv Marsteintredet; el equipo de intermediarios noruego presente en las dos reuniones celebradas en Oslo entre los venezolanos es la misma que participó en la mesa de negociación de los acuerdos de paz en Colombia.

   "Noruega lleva ya probablemente un año o más hablando con las dos partes, con gobierno y oposición de Venezuela. Por lo menos por separado. Lo confirmó la ministra de Exteriores noruega, Ine Eriksen Sreide", recalca este experto al citado medio.

   Dichos contactos, que radican también en la presencia de Venezuela como parte de la mediación de los Acuerdos de Paz, así como la buena resolución dada al conflicto, seguramente han sido dos de los alicientes que han llevado a ambas partes a sentarse en la misma mesa en Oslo.

   "Es natural ver esto como una continuación del buen contacto que Noruega obtuvo en la negociación de los acuerdos de paz en Colombia tanto con los cubanos como con el gobierno de Venezuela, primero de Hugo Chávez y ahora de Nicolás Maduro, ya que Venezuela también formó parte de las conversaciones para el tratado de paz en Colombia", confirma Marsteintredet a 'ALnavío'.

   Así, puede decirse que Noruega cuenta con el respeto de los venezolanos, al tiempo que nunca ha dejado de tener contacto y presencia con ambos países sudamericanos, Colombia y Venezuela, por lo que la mediación de Noruega puede verse como una continuación de los tratados acordados previamente.

¿QUÉ TIENEN LOS NORUEGOS?

   "Con apenas algo más de cinco millones de habitantes, [Noruega] ha logrado acumular una experiencia y hasta una metodología para generar confianza y facilitar el acercamiento entre contrarios, que ha puesto al servicio de la humanidad. Eso es algo que el mundo le debe agradecer, tal como lo agradece Colombia", asegura Santos en 'La batalla por la paz'. El expresidente señala, además, que el primer contacto entre ambas delegaciones fue un evento informal: "Con salmón y vino blanco traído desde las lejanas tierras nórdicas, para que los plenipotenciarios y los demás delegados se encontraran, se conocieran y rompieran un poco el hielo, antes de iniciar las discusiones formales", relata.

   De este hecho se puede dilucidar algo de la técnica de los noruegos en cuanto a la negociación: cierta informalidad y cercanía entre las partes, para posteriormente y en un ambiente de cordialidad, entrar en materia negociadora con el país europeo como imparcial y únicamente mediador. "Más que todo se identifican como facilitadores. No plantear demasiadas ideas y no ser autoritarios, para nada, en la negociación. Sino mantenerse al margen. Mover las partes un poco, sobre todo. El de facilitador es un rol más modesto que el de negociador", recalca Marsteintredet al mencionado diario.

   Al mismo tiempo, señala Marsteintredet, Noruega "trata de utilizar esta posición un poco independiente, por lo menos de la Unión Europea, y el hecho de ser un país pequeño que no constituye una amenaza a nadie para poder ganarse la confianza de las dos partes de cualquier conflicto". De igual modo, la imagen general del país, pacífico y estable económica y socialmente, ayuda a que Noruega sea visto como un país de éxito y, por ende, un espejo en el que mirarse.

   Por otro lado, las buenas relaciones que mantiene el gobierno de Noruega con otros países, entre ellos Estados Unidos, favorece este tipo de prácticas. Sin embargo, existe también una parte de la oposición que ve con escepticismo la mediación del país, en especial la parte más conservadora. Este hecho tiene que ver también con la firma de los Acuerdos de Paz de Colombia: "Parte de la oposición, la más intransigente, que no está interesada en negociar o dialogar, ve con escepticismo a Noruega, al igual que ocurría en Colombia con la parte más conservadora, porque consideraron que el tratado de paz fue demasiado bueno para las FARC", puntualiza Marsteintredet a 'ALnavío'.

Contador

Para leer más