¿Existen fundamentos legales para que Juan Guaidó asuma la Presidencia de Venezuela?

Guaidó
TWITTER /@JGUAIDO
Publicado 23/01/2019 13:11:03CET

   CARACAS, 23 Ene. (Notimérica) -

   El presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Juan Guaidó, es el nuevo hombre fuerte de la oposición venezolana. Sin embargo, aún se desconoce cuál es su estatus y si podría asumir, de forma legal, la Presidencia del país. Esta es una cuestión que comienza a preguntarse entre la población después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela dictaminó que el Parlamento se encuentra en desacato.

   "Hemos asumido las competencias de la Constitución", explica Guaidó en una entrevista con 'CNN en Español'. "Lo primero es que hemos asumido nuestro rol en esa transferencia como lo acordamos el martes pasado en la asamblea legítima de Venezuela, la única reconocida en el mundo por voto popular. Cuenten los venezolanos aquí y en el mundo que estamos haciendo todo por restablecer el orden constitucional para que cese la usurpación, logremos ese gobierno de transición y tener elecciones libres".

   Debido a esta "usurpación" del poder que reclama la oposición, la AN buscaría iniciar un Gobierno de transición en Venezuela. Sin embargo, este proceso podría demorarse varios años e incluso hay quienes proyectan que podría permitirle a Maduro completar el sexenio de gobierno.

   Debido a esto, varios expertos constitucionales están solicitando que se active el articulo 233 de la Constitución, que señala que cuando puedan existir "faltas absolutas" del presidente de la República, algo que la AN cree que es una realidad desde 2017 por el "incumplimiento de deberes constitucionales" por parte de Maduro, "se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo presidente o presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el presidente o presidenta de la Asamblea Nacional", establece el articulo.

   Esto significa para los opositores que ahora mismo la Asamblea Nacional podría juramentar a Guaidó como presidente mientras se convoca a nuevas elecciones transparentes, libres y democráticas.

   Guaidó recibió el apoyo que de algunos gobiernos e incluso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estaba considerando decretar o reconocerlo como presidente legítimo de Venezuela y no a Maduro.

   "La Constitución es muy clara en su artículo 233. Esto es un elemento nada más constitucional. Esto no solamente es un elemento de ley en este momento en Venezuela. Esto es un elemento de una dictadura que estamos viviendo en el país, de desmontaje del Estado de Derecho, de persecución, de secuestro, de corrupción sin precedentes en la historia reciente de la humanidad", indicó Guaidó.

   El Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio coincide y ha pedido al Parlamento activar el artículo. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, también pidió el lunes que se use ese mecanismo: "el camino a la Democracia debe ser democratización a través del art. 233", señaló en su cuenta de Twitter.

   Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, señaló el pasado 15 de enero que "podemos hacer un llamado a elecciones de cualquier Poder Público por esta Constitución de la República Bolivariana de Venezuela" y aseguró que Maduro seguirá siendo el Jefe de Estado y que de hacerse las elecciones para el Parlamento, "la Asamblea Nacional en desacato desaparecería de inmediato".

   La abogada constitucionalista Olga Álvarez indicó en una entrevista con VTV a mediados de enero que no "existe la figura de vacío de poder en la Constitución porque existen los mecanismos suficientes para que no haya problemas de gobernabilidad. A través del artículo 233 determinas cuáles son las causas para declarar la falta absoluta del presidente como renuncia, muerte".

AN EN DESACATO

   Actualmente, en Venezuela existe una AN, controlada por la oposición, y una ANC, completamente oficialista. Cada uno de estos órganos legislativos desconoce la legitimidad del otro.

   No obstante, este lunes el TSJ anunció que la AN es inválida y que cualquier acuerdo presentado por los líderes del legislativo después del 5 de enero será nulo.

   Esta Asamblea Nacional cuenta con el apoyo abierto de gran parte de la comunidad internacional, que los reconoce como poder único de Gobierno en el país iberoamericano.

Para leer más