El expresidente boliviano Carlos Mesa podría estar implicado en el caso 'Lava Jato'

Bolivia's former President Carlos Mesa (L) and former Foreign Minister Gustavo F
REUTERS / DAVID MERCADO
 
Actualizado 08/11/2018 19:16:10 CET

   LA PAZ, 8 Nov. (Notimérica) -

   La comisión designada por el Parlamento de Bolivia ha establecido un vínculo entre el expresidente Carlos Mesa y el caso 'Lava Jato,', el mayor suceso de corrupción de Iberoamérica. La comisión comenzó el pasado abril, cuando las autoridades brasileñas revelaron que el exdirector de la constructora Camargo Correa había entregado pagos por valor de 4,3 millones de dólares entre 2005 y 2008 a tres bolivianos denominados "C.Morales", "C.M" y "G.G".

   Todo apunta a que estos pagos fueron sobornos al entonces presidente para que adjudicara al Grupo Camargo Correa la carretera Roboré-El Carmen en el Departamento de Santa Cruz. Mesa se ha defendido de las acusaciones tachándolas de una estrategia política, ya que las encuestas lo sitúan como el principal candidato contra el actual presidente, Evo Morales, en las elecciones del año que viene y argumentando que las siglas "C.M" corresponden al mismo "C.Morales", algo que el informe policial no ha podido confirmar todavía. La persona que estuviera detrás de esa denominación se benefició de 3,7 millones de dólares de los sobornos.

    Todo se inició en 2014, cuando la Policía Federal de Brasil destapó el caso de corrupción. El lavado de dinero se descubrió en una estación de servicio de Petrobras en Brasilia y se fue extendiendo a políticos, empresarios, constructores y bandas criminales de toda América Latina, hasta convertirse en el mayor caso de corrupción del país.

PETROBRAS

   El expresidente brasileño Lula da Silva o el poderoso dueño de la constructora Odebrecht, Marcelo Odebrecht, son dos de los implicados más famosos. Este último confesó los detalles del desarrollo de la trama, lo que ha permitido establecer una comparativa con el caso del expresidente Mesa. En ambas situaciones los dirigentes aseguraban a golpe de decreto que las constructoras no perdieran sus contratos más tarde.

   También se está investigando al actual presidente de Brasil, Michel Temer, a varios exdirigentes peruanos, argentinos y mexicanos, a los que ahora podría unirse Mesa. Esta es una de las causas del auge de la extrema derecha en el país brasileño. El presidente electo, Jair Bolsonaro, ha aprovechado el hartazgo de la población ante la corrupción de sus gobernantes para introducir sus ideas y acceder al poder.

Contador