Guaidó convoca a "toda Venezuela" a una "rebelión pacífica" para derrocar a Maduro este 1 de mayo

Publicado 01/05/2019 9:05:11CET
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS

   EEUU asegura que el presidente venezolano estaba dispuesto a dimitir pero Rusia se lo ha impedido

   La represión de las protestas opositoras deja al menos un muerto, más de cien heridos y decenas de detenidos

   MADRID, 1 May. (EUROPA PRESS) -

   El autoproclamado "presidente encargado", Juan Guaidó, ha convocado a "toda Venezuela" a tomar las calles de nuevo este 1 de mayo en una "rebelión pacífica" para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro, en la "fase definitiva" de la 'Operación Libertad' que inició el martes.

   "Hermanos de Venezuela, muy buenas noches (...) Hoy vimos claro que lo que decía el régimen de que tiene el control de las Fuerzas Armadas es falso. Sabemos que Maduro no tiene ni el respaldo ni el respeto de las Fuerzas Armadas, ni mucho menos el del pueblo venezolano", ha dicho en un vídeo difundido por redes sociales.

   Guaidó ha reaparecido horas después de liderar una gran marcha por Caracas, junto a un liberado Leopoldo López, desde donde han pedido a los ciudadanos venezolanos que se mantengan en las calles de forma indefinida hasta propiciar la caída de Maduro.

   Los dos líderes opositores han acabado con el 'impasse' en la crisis venezolana con otro vídeo publicado en la madrugada del martes (hora local) en el que aseguraban que cuentan con el apoyo de "un grupo importante" de militares, principal pilar del 'chavismo'.

   Guaidó ha considerado que ha sido "un día histórico" para Venezuela. "No solamente fueron los sargentos de Cotiza, no solo los dignos militares que pasaron a Cúcuta, también hoy en Caracas estuvieron presentes con el pueblo venezolano (...) Y, en apenas horas, miles, cientos de miles, fuimos a las calles", ha destacado.

   El mandatario interino ha indicado que para aprovechar esta "oportunidad de ir hacia el progreso" en Venezuela "deben ser más" los militares que den la espalda a Maduro, mientras que los demás venezolanos deben mantener la "presión" sobre el régimen 'chavista'.

   "Por eso, mañana, 1 de mayo, continuamos en las calles, en los puntos de concentración que hemos definido", ha emplazado. "Mañana toda Venezuela a las calles" para avanzar hacia "la fase definitiva de la 'Operación Libertad'", ha enfatizado.

   Guaidó ha querido aclarar que no se trata de un golpe de Estado, tal y como ha denunciado el Gobierno de Maduro. "En Venezuela no hay posibilidad de un golpe de Estado a menos que me quieran apresar", ha afirmado. Lo que está en marcha, ha sostenido, es "una rebelión pacífica en contra de un tirano".

   Además, ha reprochado a Maduro --que hasta ese momento no había aparecido en todo el día, aunque finalmente lo ha hecho en una cadena nacional a última hora-- que "se encierra en cuatro paredes por miedo a dar la cara". "Y no va a aparecer porque no tiene el respaldo de las Fuerzas Armadas", había augurado.

'OPERACIÓN LIBERTAD'

   Guaidó y López han esgrimido como prueba del supuesto éxito de la 'Operación Libertad' la presencia del propio López. Según ha contado él mismo, los militares que vigilaban su arresto domiciliario le han permitido salir de casa porque han decidido dar la espalda a Maduro y apoyar a Guaidó.

   López, otrora máximo jefe de la oposición venezolana, fue condenado a casi catorce años de cárcel por incitar a la violencia en las revueltas antigubernamentales de 2014, que dejaron más de 40 muertos, si bien en julio de 2017 se le otorgó el arresto domiciliario, por lo que pudo abandonar la prisión militar de Ramo Verde, en Caracas.

   Ambos han capitaneado, primero desde la base aérea de La Carlota y después desde la plaza Altamira, en Caracas, la movilización popular contra Maduro. Guaidó y López han avanzado junto a miles hacia el oeste de la capital, donde está el Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia de Venezuela, pero han sido frenados.

   De acuerdo con la prensa local, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ha bloqueado con vehículos militares la avenida Francisco de Miranda, una importante arteria de Caracas por la que marchaban los manifestantes, y ha cargado contra ellos con gases lacrimógenos y balas de goma.

   Las mismas escenas se han vivido en otros puntos de la geografía venezolana. De acuerdo con el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA), se han registrado protestas en 65 ciudades, mientras que el Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social (OVCS) ha alertado de que la "represión" se ha extendido a doce estados.

   PROVEA ha informado en Twitter sobre "el asesinato del joven Samuel Enrique Méndez, de 24 años, en el estado Aragua en el contexto de protestas". "Testigos responsabilizan a colectivos paramilitares", ha dicho en alusión a los grupos de civiles armados afines al Gobierno.

   El OVCS ha cifrado en al menos 109 los heridos por la acción de las fuerzas de seguridad en todo el país. Salud Chacao ha indicado que solo en Caracas y su área metropolitana, donde está Chacao, hay más de 70 heridos, la mayoría con impacto de balas de goma y traumatismos.

   Por su parte, Foro Penal, una ONG venezolana que hace seguimiento de la población penitenciaria, ha informado en Twitter de que hasta ahora hay 25 detenidos en el marco de las protestas en apoyo a Guaidó en todo el país --once en Zulia, cuatro en Aragua, tres en Carabobo, dos en Táchira y Lara y uno en Mérida, Monagas y en Caracas--.

   El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela ha denunciado por otro lado que las autoridades han suspendido la emisión de Radio Caracas, CNN Internacional y en español y BBC, así como problemas en el acceso a Internet y las redes sociales. Además, nueve periodistas han sido agredidos y uno detenido, ha añadido.

   Así las cosas, Guaidó y López han abandonado la marcha por Caracas, pidiendo a los venezolanos que no dejen las calles hasta que Maduro haya caído. En respuesta, miles de venezolanos han mantenido las protestas, ya a modo de concentración, en Caracas y otras ciudades.

   Se desconoce dónde está Guaidó, mientras que López se ha refugiado en la Embajada de Chile en Caracas, donde ya estaban desde la madrugada del martes su mujer, Lilian Tintori, y una de sus tres hijos. El ministro de Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, ha contado que han sido acogidos en calidad de "huéspedes", si bien después han optado por trasladarse los tres a la Embajada de España, sin que se conozcan más detalles.

LA VERSIÓN DE EEUU

   Desde Estados Unidos, los primeros espadas del Gobierno de Donald Trump han dado su versión de cómo se habría gestado la 'Operación Libertad'.

   El asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, ha contado en rueda de prensa que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Mikel Moreno, y el comandante de la Guardia Presidencial, Iván Rafael Hernández, habían acordado con Guaidó una cesión del poder.

   Sin embargo, los tres se habrían echado atrás en el último minuto porque Cuba y Rusia habrían alertado a Maduro de las maniobras políticas en su contra. "Esto explica por qué necesitamos que Venezuela esté gobernada por el pueblo de Venezuela y no por fuerzas externas", ha remachado Bolton.

   Por otro lado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha contado a CNN que el martes por la mañana Maduro estaba dispuesto a dimitir, incluso había un avión esperando para llevarlo a La Habana, pero Rusia le ha disuadido.

   Trump ha amenazado a Cuba con un "embargo completo" y "el máximo nivel de sanciones", si no cesa su injerencia en la crisis venezolana, al tiempo que Bolton ha recordado a los funcionarios venezolanos que la única forma de salir de la lista de sancionados es aliarse con Guaidó.

   "Este es un punto crucial de vuestra Historia", ha dicho Bolton a los "patriotas" venezolanos en un vídeo difundido por la Casa Blanca. "Podéis recuperar vuestra libertad, tomar el control de vuestro Gobierno y echar a Maduro y a su grupo de cleptócratas (...) La victoria esta en vuestras manos, no la dejéis escapar", les ha animado.

Para leer más