Guatemala.- Premios Nobel piden que se respeten los derechos de las víctimas de las masacres del gobierno de Ríos Montt

Actualizado 06/06/2013 13:25:36 CET

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Varias mujeres premios Nobel de la Paz han hecho un llamamiento a las autoridades guatemaltecas para que respeten los derechos de los supervivientes de las atrocidades cometidas durante el gobierno del ex jefe de Estado José Efraín Ríos Montt.

"El genocidio cometido contra los pueblos indígenas de Guatemala durante las dictaduras militares anteriores del país no deben olvidarse o negarse", ha afirmado Jody Williams, activista estadounidense y ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1997 por su labor en la prohibición de minas terrestres.

El llamamiento lo han llevado a cabo durante una conferencia organizada por la iniciativa de las Mujeres Premio Nobel, en Irlanda del Norte, tras un giro vertiginoso de los acontecimientos en Guatemala en las últimas semanas dentro del caso Ríos Montt, de acuerdo con el periódico, según ha informado 'El Periódico'.

Asimismo, Williams ha recalcado que "los recientes acontecimientos en Guatemala constituyen una bofetada para las víctimas de estos horrendos crímenes", en relación con el juicio de Ríos Montt --acusado de genocidio y crímenes de lesa Humanidad--. La Corte Constitucional anuló la sentencia por defectos en el proceso judicial y, en la actualidad, está considerando las apelaciones del exdictador para acogerse a una amnistía.

"Después de la brutalidad de estas graves violaciones y la cobardía de negar su importancia durante décadas, Guatemala tiene la oportunidad y la obligación de reconocer su pasado doloroso", ha subrayado Leymah Gbowee, la activista de Liberia que fue galardonada con el Nobel en 2011.

Shirin Ebadi, abogada iraní, ex jueza y ganadora del Nobel de la Paz en 2009, ha afirmado que "este último giro de acontecimientos perpetúa la impunidad por el crimen de genocidio y deja a los supervivientes sin recursos". "La decisión del máximo tribunal parece haber confundido la situación y lejos de aclarar o reafirmar los derechos de los sobrevivientes los socava. Cualquier amnistía por estos crímenes sería sin duda ilegal", ha reiterado.

Asimismo, la laureada con el Nobel de la Paz en 1977 por su labor de poner fin al conflicto de Irlanda del Norte, Mairead Maguire, ha destacado que se mantienen "firmes en solidaridad" con sus hermanos y hermanas de Guatemala y que comparten con ellos "los valores esenciales de compasión, tolerancia y amor".

"Treinta años después de los crímenes, los indígenas víctimas de los delitos más terribles relataron sus experiencias ante un tribunal de justicia", ha enfatizado Rigoberta Menchú Tum, activista guatemalteca y Premio Nobel en 1992.

LA CONDENA

El pasado 10 de mayo, el Tribunal de Mayor Riesgo condenó a Ríos Montt a 80 años de prisión inconmutables por la muerte de 1.771 ixiles a manos del Ejército entre 1982 y 1983, el periodo más sangriento de la guerra civil guatemalteca (1960-1996).

La presidenta del Tribunal de Mayor Riesgo, Jazmín Barrios, declaró a Ríos Montt culpable de los cargos de genocidio, por el que le impuso 50 años de cárcel, y de crímenes contra la Humanidad, con una condena de 30 años de prisión.

Barrios argumentó que resulta "inexplicable" que Ríos Montt permitiera la masacre indígena, concluyendo que su objetivo era "la desaparición física del área ixil" a través de "planes elaborados", no de "acciones espontáneas", como alegaba la defensa.

No obstante, el Tribunal de Mayor Riesgo decidió absolver de ambos cargos al ex jefe de Inteligencia Militar José Mauricio Rodríguez Sánchez al considerar que "no tuvo injerencia en el campo de operaciones".

PROCESO JUDICIAL

El juicio contra Ríos Montt arrancó el pasado 19 de marzo, pero un mes después fue anulado como consecuencia de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de revocar la recusación contra la jueza instructora Carol Flores, lo que obligó a retrotraer hasta ese momento todas las actuaciones procesales.

Flores fue apartada del caso el 23 de noviembre de 2011 después de que la Sala Primera de Apelaciones admitiera la recusación presentada por la defensa del ex militar Héctor Mario López Fuentes, alegando que era parcial, pero el Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh) presentó un amparo.

El titular del Juzgado Primero B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, quedó a cargo de la instrucción del caso y, tras concluir con la misma, ordenó la apertura del juicio oral en el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, presidido por Barrios.

Finalmente, el juicio se reanudó el pasado 30 de abril, después de que la CC se pronunciara en contra de la anulación y ordenara enviar de nuevo el expediente a Barrios para que siguiera con el proceso judicial.

El nuevo juicio contra Ríos Montt podría retrasarse hasta abril de 2014, tras la anulación de la sentencia por defectos en el proceso judicial. Por el momento, el exdictador permanece en el hospital debido a una cardiopatía que le provocó un desmayo justo el día después en el que se conoció que estaba condenado a cadena perpetua por genocidio.