¿Está Iberoamérica en condiciones de hacer frente a una posible guerra civil en Venezuela?

Manifestación opositora por Caracas
CARLOS GARCIA RAWLINS / REUTE - Archivo
Publicado 25/01/2019 13:08:56CET

   MADRID, 25 Ene. (Notimérica) -

   El reconocimiento del mandatario de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, como "presidente interino" de Venezuela por parte de Estados Unidos, seguido del Grupo Lima y otros Gobiernos iberoamericanos en una estrategia casi coreográfica, sienta un precedente no favorable para la paz en la región.

   El hecho de que los gobiernos latinoamericanos se atribuyan el derecho de desconocer la legitimidad de mandatarios de otros países del continentes, podría suponer que estos se vean involucrados en una situación política muy compleja en caso de que la situación en Venezuela se complique aún más "porque los que hayan reconocido a Guaidó o a Maduro, van a quedar involucrados en una suerte de guerra civil venezolana", según informó el analista argentino Julio Burdman para la agencia 'Sputnik'.

   "Van a quedar como alineados en una contienda interna en otro país, un escenario totalmente inédito en América del Sur", señaló el experto. En este caso, la intervención regional "no está sirviendo para apaciguar las aguas sino para lo contrario".

   Del mismo modo, Burdman aseguró que los país iberoamericanos "no se encuentran las condiciones" de hacer frente con las "crisis de otros países" como demuestran la gran cantidad de problemas generados por los miles de venezolanos que han salido de su país debido a la crisis política y económica.

   "No tenemos la capacidad económica, militar, logística, estatal en general, para lidiar con esas crisis, pero además, los países que se posicionan reconociendo o no Gobiernos van a tener que tener conductas similares con todos los Gobiernos", indicó el analista.

   "¿Esto significa que cada vez que haya un conflicto interno en un país el resto de los países van a tener una opinión al respecto? Se crea un panorama muy complejo en América Latina", destacó.

   Por su parte, para el analista político y consultor argentino Enrique Zuleta Puceiro, se está "entrando en una etapa de exacerbación de una polarización" entre los distintos sectores políticos del país caribeño.

   "Venezuela se va a convertir en un centro de gravedad de todo este enfrentamiento, me parece que no se puede aceptar esa intervención ni ninguna intervención, está comprobado en la larga historia de las relaciones en América Latina sobre la escasa eficacia y de escasa contribución de ese tipo de políticas a la consolidación de la democracia", apuntó Zuleta.

   Por el momento, los países fuera de la región iberoamericana como China, Rusia, Turquía o Irán, se han posicionado del lado del Gobierno de Maduro "para ganar un espacio en el continente", al tiempo que EEUU "está fragmentando" frente a la situación del país caribeño entre "una tradición de intervencionismo" y otra de "confianza en los mecanismos de la democracia", destacó el analista.

   "Pero lo que sí creo es que habrá mucho oportunismo por el lado de los Gobiernos latinoamericanos, muchas veces lo que sucede en América Latina es que este tipo de situaciones se manipulan pensando en la conveniencia de cada país", auguró Zuleta.

   Por el momento, Maduro confirmó este jueves ante el Tribunal Superior de Justicia que permanecerá en el Gobierno hasta que finalice su nuevo mandato en 2025. Por su parte, Guaidó señaló que no descarta ofrecer una amnistía al presidente venezolano, en una eventual transición.

Contador