Actualizado 22/02/2015 22:53 CET

Ledezma habría sido 'vendido' por un testigo torturado

Caracas Mayor Ledezma talks during a hearing at the Brazilian Senate Foreign Rel
Foto: ROBERTO JAYME / REUTERS

CARACAS, 22 Feb. (Notimérica) -

   El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, que fue detenido este jueves, habría sido involucrado en una supuesta conspiración por la confesión de un testigo detenido desde mayo de 2014 en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), el coronel retirado José Gustavo Arocha Pérez, al que torturaron para obtener la principal prueba que maneja la Fiscalía en contra de Ledezma, según ha denunciado su abogado defensor.

   Omar Estacio, abogado de Ledezma, ha denunciado que "Ledezma podría pasar 28 años preso. Antonio enfrenta la posibilidad de ser condenado a 28 años de cárcel por cometer delitos que no tienen sustento", en una entrevista con el diario venezolano 'La Verdad'.

   Estacio ha explicado que el acta de inculpación fue suscrita cuando el coronel se encontraba preso, recluido en la sede del Sebin, conocida como 'La Tumba', que "es igual a decir tortura", por eso, "vincula a Ledezma con un supuesto plan de conspiración".

   Como a Arocha Pérez lo detuvieron en mayo de 2014 y "el acta de inculpación la firmó luego que llevaba seis meses en prisión, nosotros vamos a sostener que esa confesión fue obtenida a través de tortura", ha añadido Estacio.

   En las pruebas contra el alcalde se suma también un supuesto audio del dirigente estudiantil Loreth Saleh donde reconoce el peso político de Ledezma y el documento con ideas para la transición que firmó la autoridad metropolitana en conjunto con la ex diputada María Corina Machado y el preso político Leopoldo López.

   En lo que se refiere al cargo de conspiración, Estacio ha aclarado que "el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) dijo que para que se configure el delito de conspiración hay que atentar contra la forma republicana que se ha dado la nación, que nos pongamos de acuerdo, por ejemplo, para que en vez de tener una república democrática tengamos una monarquía. A Antonio no se le ha imputado que quiera cambiar la forma republicana, lo que se le esta imputando es otro delito".

   Sin embargo, Estacio confiesa "creer en la justicia" por su "razón de ser (...) como profesional", aunque es consciente de la "debilidad" del sistema judicial, por eso sabe que este proceso "seguramente va tardar, así ocurre en los casos donde hay más de un imputado, por la dinámica de los tribunales".

   "El alcalde podría pasar 45 días preso en Ramo Verde [donde se encuentra actualmente] o 28 años, porque ese es el lapso máximo por los delitos que se le están imputando. Sin embargo, mi aspiración es a que se imparta justicia y salga de la presión", ha concluido Estacio.