Actualizado 24/06/2012 7:42:03 +00:00 CET

Lugo medita presentarse a las elecciones generales del próximo año

Fernando Lugo, Expresidente De Paraguay
Foto: MARCOS BRINDICCI / REUTERS

Acepta el "veredicto injusto" dictado por el Senado y llama a la "protesta pacífica"

   ASUNCIÓN, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El expresidente de Paraguay Fernando Lugo medita presentarse a las elecciones generales del próximo año, después de que este viernes el Senado paraguayo aprobara su destitución tras la muerte de 17 personas en el desalojo de una finca privada en la localidad de Curuguaty, en el sureste del país.

   "Cambiaremos de nuevo la historia con la ciudadanía democráticamente que creemos que esta mayoría que hemos tenido en el 2008 se va a volver a repetir" en 2013, ha esgrimido Lugo. "Tengo la posibilidad y creemos que es posible", ha apostillado.

   El exmandatario ha asegurado que no abandonará el país y que no teme por su integridad física, por lo que residirá en su domicilio particular, situado en la localidad de Lambaré.

   "Yo tengo un sentimiento de serenidad, de tranquilidad. Mantengo esta sana serenidad para entender lo que pasa y pedir coraje para poder cambiar y sabiduría para entender, saber hacer una lectura serena y política de lo que ha ocurrido en nuestro país", ha declarado a los periodistas que le esperaban en las inmediaciones de su domicilio.

GOLPE DE ESTADO

   En este sentido, Lugo ha reiterado que su destitución fue "sin duda un golpe de Estado, un golpe parlamentario, un golpe a la ciudadanía y a la democracia".

   Este hecho, ha advertido, podría afectar a Paraguay en el marco político regional. Además, ha lamentado que la sociedad paraguaya no pueda "fortalecerse en cuestiones democráticas y poder convivir pacíficamente dentro del disenso, la tolerancia y un sano pluralismo".

   Lugo ha culpado de esta desestabilización política a "una clase política de partidos tradicionales que rayan la irracionalidad", según informan medios locales.

   En su comparecencia del viernes en el palacio presidencial, Lugo deploró tachó su remoción de "cobarde y alevosa", iniciada por una "derecha peligrosa", en alusión Partido Liberal Radical Auténtico, que ascenderá al poder de la mano del hasta ahora vicepresidente de Paraguay, Federico Franco. "Esta noche salgo por la puerta más grande de la patria: por la puerta del corazón de mis compatriotas", remarcó.

ACEPTA LA VOLUNTAD DEL SENADO

   En una última aparición ante los medios, Lugo ha aceptado "el veredicto injusto de aquel Parlamento, por la paz y la no violencia".

   "La dictadura no es solamente militar, sino también parlamentaria, la del capital, del narcotráfico, la violencia y eso ya no lo queremos", ha replicado Lugo.

   Sin embargo, el expresidente, tal y como hizo el viernes tras ser destituido por el Senado, ha hecho un llamamiento en favor de la "protesta pacífica".

   "Yo como ciudadano paraguayo me sumo aquí en la calle, en la plaza, en el campo, la ciudad, no porque se trate de Lugo: han destituido a la democracia, a la participación, no han respetado la voluntad popular y eso es antidemocrático", ha ensalzado Lugo.