Los más y los menos de una reunión del Papa Francisco y las FARC

Publicado 04/08/2015 13:59:34CET

   BOGOTÁ, 4 Ago. (Colprensa/Notimérica) -

   La posibilidad de la reunión entre el santo padre Francisco y la delegación de paz de las FARC en La Habana, Cuba, en septiembre próximo, no se empezó a concretar desde el pasado domingo cuando el jefe negociador de esa insurgencia, alias 'Iván Márquez', lo anunciara.

   De ese encuentro se empezó a hablar desde hace cerca de un año, cuando se planteó la posibilidad de una mediación del papa Francisco, y así tomó fuerza en junio pasado cuando el Presidente se reunió con el prelado, momento en que se confirmó que la Iglesia Católica seguirá, hasta último momento, acompañando el proceso.

   De darse la reunión esta no sería la primera vez que los negociadores de la guerrilla estén con una alta personalidad. Ya en marzo de este año estuvieron con el enviado especial de los Estados Unidos, Bernard Aronson, con quien incluso durante sesiones conversaron, pero no trascendieron detalles.

   Un año atrás también los negociadores de la guerrilla se habían reunido, en secreto, con el entonces presidente de Uruguay, José Mujica, de quien incluso se volvió a rumorar este año que fuera el mediador entre las partes.

   Esos encuentros han contribuido al proceso para fortalecerlo y darle mayor confianza, en especial porque los invitados han encontrado que la negociación se desarrolla con seriedad.

   Frente a ese posible encuentro, el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, reiteró que el Papa tiene la voluntad de aportar para que el proceso de paz se consolide en Colombia y que hará lo necesario si así lo piden las partes y se lo permiten.

   Sin embargo, es claro en decir que por el momento en la visita de su santidad a la isla no está programado una reunión con los negociadores de las FARC, pero no descartó que se pueda dar durante periplo.

   Es claro, igualmente, que si el Papa Francisco comparte en una reunión con la guerrilla, esto sería en privado y actuaría como enviado especial o invitado especial, más no hará las veces de mediador.

   El presidente Juan Manuel Santos, hace tres semanas, señaló que una mediación, incluso del santo padre, por el momento no es necesaria y se ve lejana.

   De otra parte, las Naciones Unidas informó que luego de la invitación formulada por las partes en las conversaciones de paz de Colombia, planteada el 12 de julio, el pasado domingo 2 de agosto, el Subsecretario General para Asuntos Políticos, Miroslav Jena, encabezó un equipo de funcionarios de la organización que viajó a La Habana.

   "El equipo se reunió con los jefes de las delegaciones del Gobierno de Colombia y de las FARC y con miembros de la subcomisión técnica para los asuntos del fin del conflicto. El equipo escuchó las posiciones de las partes sobre la futura participación de las Naciones Unidas en el proceso", informaron de manera puntual desde la ONU sobre ese encuentro.

   Es claro que a la mesa podrán seguir llegando personalidades de alta importancia mundial para impulsar el cierre del proceso, lo cual en el caso del papa Francisco sería de vital importancia para la fase por la que se encuentra el proceso.

Para leer más