El Banco de México se enfrenta a López Obrador por el recorte salarial a los funcionarios

Actualizado 04/01/2019 8:03:10 CET
Banco de méxico
WIKIPEDIA - Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 4 Ene. (Reuters/EP) -

El Banco Central de México ha expresado su rechazo a la ley de reducción salarial presentada por el Gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, y ha pedido a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que se pronuncie al respecto.

La Ley Federal de Remuneraciones de los Servicios Públicos, impulsada por los diputados de Morena, el partido del dirigente, estipula que ningún funcionario puede tener un sueldo mayor que el del presidente del país.

Sin embargo, un grupo de senadores de oposición ha impugnado la legislación, promulgada a principios de noviembre, diciendo que violaba los derechos de los trabajadores federales.

El Tribunal Supremo ha establecido que la nueva ley no podrá aplicarse hasta que haya sido revisada definitivamente por el máximo tribunal de Justicia.

El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, ha culpado a la oposición de tratar de proteger lo que ha denominado como la "burocracia dorada" y ha afirmado que, a pesar de la suspensión, su partido buscará ajustar los salarios públicos en el presupuesto del próximo año.

López Obrador, conocido como AMLO, ha criticado la medida del Banco Central pero ha indicado que los trabajadores de los poderes Ejecutivo y Legislativo sí percibirán menos que los 108.000 pesos mensuales que él recibe.

"El Banco de México ha decidido promover, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, una controversia constitucional respecto a dichas normas y actos", ha subrayado la entidad en un comunicado.

"El objeto de la promoción de dicho medio de control constitucional es que la SCJN establezca y delimite el ámbito de aplicación de las normas y actos (...) en relación con la autonomía que la propia Constitución Política confiere (...) al Banco de México", ha añadido.

Además del Banco de México (Banxico), unos 17.000 trabajadores públicos han solicitado amparos a la SCJN contra la ley de remuneraciones.

López Obrador, por su parte, ha insistido en que "no es posible que haya funcionarios públicos en el país que, habiendo tanta pobreza, ganen 600.000 pesos mensuales". "Es una ofensa al pueblo de México y es un acto de deshonestidad", ha manifestado.

Para leer más