Actualizado 05/11/2015 10:17 CET

Investigaciones en Panamá vinculan a Chapo y FARC por tráfico de drogas

A police vehicle is seen a poster with a photo of drug lord Joaquin
REUTERS PHOTOGRAPHER / REUTER

MÉXICO DF, 5 Nov. (Notimérica/EP) -

   Investigaciones llevadas a cabo por el Gobierno de Panamá pusieron de manifiesto la existencia de un nexo entre el narcotraficante mexicano Joaquín 'El Chapo' Guzmán y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el marco de una red criminal que traficó cocaína del sur al norte de América y que operaba en el país centroamericano.

   La Policía Nacional y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá confirmaron al diario mexicano 'El Universal' la existencia de una estructura mafiosa con más de medio centenar personas --que están siendo procesadas por la justicia panameña--, liderada por una pareja de mexicanos, para quienes Panamá reclama su extradición.

   Estas revelaciones derivan de una investigación de 18 meses de duración que concluyó con la confiscación de cuatro toneladas de cocaína, más de medio millón de dólares, cinco lanchas rápidas y 38 automóviles. Las autoridades de México y Colombia participaron en las labores de inteligencia.

   El Ejecutivo panameño también ha confirmado que el líder del Cártel de Sinaloa --que se encuentra prófugo desde el pasado mes de julio-- estuvo al menos dos veces en suelo panameño hace unos siete años. La Policía de Panamá creen que el matrimonio de mexicanos, asentado en el país, se encargó de establecer los contactos con el colombiano Martín Leonel Pérez Castro, alias 'Richard', identificado como jefe del Frente 30 de las FARC.

   "A esta pareja, fichada luego de venir al territorio nacional a llevar a cabo negociaciones relacionadas con drogas, se le da seguimiento y ahora está presa en México", aseguran las autoridades policiales panameñas al citado periódico.

   'Richard', por su parte, fue detenido en Colombia en julio de 2014. Se cree que el guerrillero tuvo un papel destacado en el tráfico de droga en Buenaventura, puerto clave en un corredor marítimo de tráfico de cocaína sobre el litoral del Pacífico. El dinero del narcotráfico habría servido para financiar actividades de las FARC.