Morales "respeta" el fallo de la CIJ sobre la disputa territorial con Chile pero no lo "comparte"

El presidente de Bolivia, Evo Morales
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 03/10/2018 8:50:30CET

   MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha aclarado que "respeta" aunque no "comparte" el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que descarta que Chile tenga la obligación jurídica de negociar una salida soberana para el país vecino al océano Pacífico.

   "Respetamos pero no compartimos", ha dicho Morales en su primera comparecencia ante los medios de comunicación desde su regreso de La Haya, a donde acudió el fin de semana para conocer 'in situ' el dictamen del alto tribunal, según informa la agencia de noticias ABI.

   Esta postura, ha explicado, supone que el Gobierno boliviano seguirá haciendo todo lo posible para impulsar la llamada causa marítima: "La demanda se reafirma con más convicción porque estamos con la verdad y la justicia y tenemos la razón".

   Así, ha avanzado que enviará una carta a Naciones Unidas para señalar las "enormes contradicciones" de la sentencia y reclamar que clarifique el rol de la CIJ en la comunidad internacional, ya que considera que se trata de un mecanismo "parcializado".

    Para Morales, la única parte positiva de la resolución judicial es que, en su opinión, reconoce que hay un "tema pendiente" entre ambos países porque deja la puerta abierta a mantener los contactos bilaterales. "Esperamos que esta invocación sea respetada por Chile para retomar el diálogo", ha insistido.

   Morales acudió a la CIJ en 2013 con la intención de que declarara que la promesa que han hecho los sucesivos gobiernos chilenos a lo largo de los años de explorar una solución para que Bolivia recupere la salida marítima que perdió en la Guerra del Pacífico obliga a Chile a negociar.

   La CIJ ha determinado, por doce votos frente a tres, que Chile no tiene "obligación legal" de negociar un acceso soberano al Pacífico para Bolivia. Al mismo tiempo ha indicado que eso no significa que los dos países no puedan seguir dialogando "en un espíritu de buena vecindad" para acordar una solución.

   A este respecto, el presidente chileno, Sebastián Piñera, que ha calificado de "triunfo" la sentencia de la CIJ, se ha mostrado dispuesto a entablar conversaciones con Bolivia, sin que ello comprometa en ningún caso "el territorio y la soberanía" de Chile.