Actualizado 08/06/2015 17:24:08 CET

Cartes promete acercar la región a Europa durante la Presidencia paraguaya de MERCOSUR

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes.
Foto: REUTERS

Destaca "el buen momento" de Paraguay y promete aprovecharlo para reducir la brecha social

   MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, ha prometido este lunes acercar América Latina a Europa durante la Presidencia paraguaya del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), cambiando así la tendencia regional de aproximación a China.

   "Nos va a tocar asumir la Presidencia pro témpore del MERCOSUR ahora los primeros días de julio y pondré toda mi energía en Europa", ha dicho Cartes en el foro Invertir en Paraguay organizado por 'El País' con motivo de su breve visita a España.

   El líder conservador ha explicado que se trata de "no negar nunca la historia", explicando que el origen de Paraguay como país, "la propia nacionalidad" de los paraguayos, "son producto de españoles y los pueblos originarios".

   Así, aunque ha admitido la "innegable" importancia de la inversión china en el subcontinente americano, valorando que tanto China como Taiwán "dieron luz cuando en Paraguay solo había oscuridad", el camino correcto es el de la historia.

   "Sé que en ese camino no me voy a equivocar. Lo otro cambiará pero para Europa Paraguay siempre será Paraguay y para China podemos ser simplemente un chubasco o un auge económico que hay en este momento", ha señalado.

   Independientemente de hacia dónde gire América Latina, se ha mostrado seguro del "potencial" regional, subrayando que "es envidiable". "Tenemos comida y energía que en estos momentos es lo que todo el mundo busca", ha destacado.

   Sin embargo, ha alertado de las dificultades para explotarlo. "Debemos ser responsables con las finanzas (...) cuando uno no administra bien las cosas termina pagando, cuando se gasta lo que no se tiene se termina con deudas y se empieza a entrar en un círculo que va creciendo y creciendo", ha indicado.

   Si bien ha aclarado que no se refería "absolutamente a nadie", ha incidido en que los gobiernos deben funcionar "como una economía familiar" con una administración "responsable y honesta". "Cuando uno asume un gobierno debe entender que no es propiedad de un grupo, sino que se es empleado del pueblo", ha recalcado.

LA HORA DE PARAGUAY

   Cartes ha aprovechado para destacar "el buen momento" que vive Paraguay y que, según ha argumentado, convierte a la nación suramericana en un muy buen destino para las inversiones extranjeras, incluidas las regionales.

   "Paraguay lo siento como un país de enorme potencial que fue como que se durmió 25 años, quedó aletargado, y eso hace que tengamos dos caminos a seguir: o miramos para atrás y nos lamentamos o miramos para delante y lo tomamos como una oportunidad de salir a recuperar ese tiempo", ha dicho.

   Cartes ha mencionado "tres ejes" que hacen de Paraguay una opción privilegiada: el "bajísimo coste" de producción y energético y lo "simple" del sistema fiscal que hace que "el dinero se sienta cómodo". "Este es el país donde estamos poniendo toda la energía", ha afirmado.

   A ello ha añadido otras fortalezas que, tal y como ha reconocido, no son mérito de un solo Gobierno. "Paraguay viene de décadas con un comportamiento macroeconómico muy estable y tiene la misma moneda desde hace 73 años", ha valorado.

RETOS PENDIENTES

   Cartes también ha reconocido que hay retos pendientes, sobre todo, el desarrollo social. "De nada servirán aeropuertos, puertos, caminos y rutas si la gente continúa estando como está", ha admitido, reconociendo al mismo tiempo que, si no revierte la situación habrá, "fracasado".

   El presidente ha señalado a la educación como la clave para propiciar el cambio. "Con educación Paraguay tendrá oferta laboral y con oferta laboral se acaba la desigualdad porque el mejor programa contra la pobreza es el trabajo", ha sostenido.

   Cartes ha explicado que su Gobierno pretende "cuidar" el clima económico para "poner como prioridad la gente". Como ejemplo, ha recordado que por primera vez en 150 años se han dado becas públicas para que los mejores alumnos estudien en las mejores universidades del mundo.

   También se ha marcado como objetivo conseguir revertir el flujo migratorio, reconociendo que están "exportando pobreza e importando gente muy capacitada". "Llevamos con dolor en el corazón los compatriotas que han venido a España y si deciden quedarse que sea por una opción de vida, no porque no les damos una oportunidad", ha dicho.

   Cartes se ha mostrado consciente de que "la tarea no es fácil" pero ha prometido "no claudicar, continuar firme, con mucha determinación". "Yo me siento muy acompañado. Hay mucha gente en la ciudadanía que sabe que merecemos vivir mejor por el país que tenemos", ha concluido.