Actualizado 23/02/2013 08:44 CET

Piñera insta a Morales a que actúe "con respeto a la verdad"

Sebastián Piñera.
Foto: EUROPA PRESS/PRESIDENCIA DE CHILE

SANTIAGO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha instado este viernes a su homólogo boliviano, Evo Morales, a actuar "con respeto a la verdad" en el caso de los tres soldados de Bolivia detenidos después de que entraran en territorio chileno de forma clandestina.

   En una rueda de prensa en el Palacio de La Moneda, Piñera ha recriminado a Morales que él y otros ministros de su gabinete hayan elevado el tono de las acusaciones y ha desestimado "de forma categórica" las acusaciones realizadas por Bolivia, que inculpa a las fuerzas de seguridad chilenas en el tráfico de drogas en la zona.

   "Quisiera hacer un llamado al presidente Morales a actuar con mayor respeto a la verdad, a actuar con mayor respeto al derecho internacional y también a aprender que el orden jurídico y el Estado de Derecho de nuestro país lo vamos a proteger y lo vamos a resguardar siempre", ha argumentado Piñera.

   El presidente de Chile ha invocado su "obligación de proteger la Constitución y las leyes" y ha insistido en que "ninguna autoridad de ningún país nos va a desviar de nuestro Derecho", horas antes de que solo uno de los tres militares bolivianos declararan ante la Fiscalía chilena.

FUERZAS DE SEGURIDAD

   En este sentido, Piñera ha defendido la actuación de las fuerzas de seguridad y el procedimiento que seguirá la Justicia chilena al remarcar que "todas las instancias de nuestro país han cumplido estrictamente con las normas del derecho internacional y muy especialmente con la Convención de Viena", según han informado medios chilenos.

   Es más, Piñera ha arremetido contra el Gobierno boliviano por su "falta de colaboración" que ha terminado echando por tierra "una solución más pronta y tal vez más oportuna a este caso". "Espero que esto cambie hoy día", ha añadido.

   De acuerdo con la versión boliviana, los conscriptos Álex Choque Quispe, Augusto Cárdenas García y José Luis Fernández Choque, que no superan la mayoría de edad en Bolivia (21 años), fueron detenidos el pasado 25 de enero por entrar ilegalmente en Chile, cuando llevaban a cabo un operativo contra la compraventa de vehículos indocumentados.

   El Gobierno de Morales ha presentado una demanda en Naciones Unidas contra Chile por violar los tratados bilaterales e internacionales al detener y procesar a los tres soldados, ya que dichos textos establecen la primacía de la vía diplomática sobre la judicial.

   Además, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, ha anunciado que el Gobierno emprenderá también acciones legales contra los Carabineros chilenos por violar una serie de tratados bilaterales e internacionales sobre cooperación policial y judicial.

DISPUTA TERRITORIAL

   En el trasfondo del conflicto por los tres soldados está la disputa que enfrenta a ambos países desde 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico tras la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en el océano.

   Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después-- se establecen las fronteras --también las marítimas-- de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

   Morales argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá y accedió a devolverle "gradualmente la soberanía" del canal homónimo.