¿Podrían los militares brasileños convertirse en el brazo ejecutor de la intervención de EEUU en Venezuela?

Militares brasileño patrullan la favela Kelson, en Río de Janeiro
REUTERS / PILAR OLIVARES - Archivo
Publicado 22/02/2019 21:56:30CET

   BRASILIA, 22 Feb. (Notimérica) -

   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha pedido en varias ocasiones a los militares venezolanos que se subleven contra el Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y den un golpe de Estado. Sin embargo, Trump está pidiendo a Brasil que utilice su fuerza militar para "entregar la ayuda humanitaria" a Venezuela.

   El Gobierno brasileño anunció la apertura de un centro de acopio para acumular toda la ayuda para Venezuela en el estado de Roraima, fronterizo con el país caribeño. Por su parte, Maduro sostiene que EEUU está orquestando una intervención militar a través de Brasil, disfrazada de una operación para el ingreso de ayuda humanitaria.

   Ante esta circunstancia, el mandatario venezolano ordenó este jueves cerrar totalmente la frontera con Brasil "las provocaciones hay que trabajarlas con tiempo", indicó el presidente. Aunque el gigante sudamericano esté sometido a presión para tomar un rol más activo, los militares brasileños parecen ser conscientes de la complejidad que implicaría acoplarse sin reservas a las pretensiones de Washington.

   "El gran temor de los militares brasileños es que una intervención militar en Venezuela pueda generar problemas con otros países de la región, que Brasil no tiene ningún interés en tener, o desestabilizaciones internas, incluso en el seno de las Fuerzas Armadas", indicó a la agencia 'Sputnik' el escritor y analista Raúl Zibechi.

   La intención de EEUU --además de que Brasil utilizara su fuerza militar para entrar a Venezuela-- es que sus militares participaran en la entrega de la ayuda humanitaria. En el Ejército brasileño vetaron esta idea y se mostraron reacios a la posibilidad de que Trump establezca una cooperación militar similar a la que tiene Colombia, informó Folha de São Paulo.

   "Brasil históricamente fue un aliado de EEUU, sobre todo bajo la dictadura militar, pero nunca fue un aliado incondicional, siempre fue un aliado dispuesto a sumarse a las políticas de EEUU", aclaró Zibechi.

   A su vez, el analista desestimó una intervención militar directa estadounidense en Venezuela, y opinó que la "mejor forma" que EEUU tiene de "salir de esta situación, es presionar a Colombia y Brasil para que intervengan en lugar de los 'marines'".

   "La invitación a los militares venezolanos que hace Trump todos los días para que den un golpe de Estado, es una invitación a decir 'háganlo ustedes que nosotros no podemos', o 'nos costaría mucho hacerlo'. La disputa, a mi modo de ver, hoy está en si Brasil acepta ser el brazo ejecutor de EEUU hacia Venezuela, Colombia ya lo aceptó", concluyó Zibechi.

Contador