¿Puede ser la seguridad de los diplomáticos de EEUU una excusa para la injerencia militar en Venezuela?

Actualizado 24/01/2019 21:12:09 CET
Militares venezolanos (archivo)
REUTERS / CARLOS JASSO

   CARACAS, 24 Ene. (Notimérica) -

   El Gobierno estadounidense de Donald Trump reconocía este miércoles al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, como "presidente interino" de Venezuela. Automáticamente, el Gobierno chavista de Nicolás Maduro anunciaba la ruptura de las relaciones diplomáticas y políticas con el país norteamericano, al tiempo que se instaba a todo el personal estadounidense a salir del país en menos de 72 horas.

   El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, señaló posteriormente que su país no otorga a Nicolás Maduro la "autoridad legal" para romper relaciones con Estados Unidos, asegurando que "en consecuencia, Estados Unidos no considera que el expresidente Nicolás Maduro tenga la autoridad legal para romper relaciones diplomáticas con Estados Unidos o para declarar a nuestros diplomáticos persona no grata".

   De esta forma, desde la nación norteamericana se indicaba a sus funcionarios residentes que debían permanecer en el país caribeño. Estos hechos han sido además apoyados por el propio Guaidó, quien ha enviado una carta a todo el personal diplomático de Caracas solicitando su permanencia en Venezuela. Sin embargo, se trata de una decisión arriesgada, pues la seguridad del personal diplomático está gestionada por el Gobierno venezolano, por lo tanto actualmente esta depende de Nicolás Maduro.

   "Es algo inusual, porque quien puede garantizar por ahora la seguridad del personal diplomático de Estados Unidos no es Guaidó, sino Maduro", indica a 'BBC Mundo' el profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de España, Álvaro Jarillo. Este asegura que "en un principio parece muy arriesgado, debido a que cuando se acaben esas 72 horas, Maduro no tendrá ninguna responsabilidad legal sobre lo que le pase a esas personas".

   De esta manera, cabe preguntarse si Estados Unidos puede utilizar a sus diplomáticos en el país como excusa para su intervención en Venezuela, ya que en este caso, Guaidó no cuenta con apoyo logístico consistente hasta el momento dentro del país. Si bien posee un amplio respaldo ciudadanos e internacional, las Fuerzas Armadas (FFAA) venezolanas y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) han asegurado mantenerse del lado del Gobierno de Nicolás Maduro, por lo que la oposición se encontraría carente de fuerza militar.

   Sin embargo, el hecho de que los diplomáticos estadounidense se mantengan en Venezuela y, tras 72 horas, queden desprovistos de protección, puede llevar a Estados Unidos a asumir la decisión de intervenir en Venezuela bajo la premisa de salvaguardar la seguridad y la vida de sus ciudadanos. De darse el caso, el Gobierno de Nicolás Maduro podría solicitar a los agentes de las fuerzas de seguridad venezolanas que enfrenten a los militares extranjeros, lo cual conllevaría consecuencias fatales.

Para leer más