Rebeca Grynspan: "Las mujeres no somos el problema, somos la solución"

Actualizado 07/11/2014 21:52:12 CET
REBECA GRYNSPAN
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 7 Nov. (Notimérica) -

   La XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno de Veracruz, México, este diciembre, bajo el título 'Iberoamérica en el Siglo XXI: Educación, Innovación y Cultura', "ha sido muy bien acogida", según ha afirmado la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, y se espera "mayor asistencia que en la Cumbre de Panamá".

   En una entrevista concedida a Notimérica.com, Grynspan se manifiesta optimista con respecto a la XXIV Cumbre de Veracruz, aunque ha señalado que "un mes es mucho tiempo" para asegurar la presencia de todos los jefes de Estado, ya que "puede haber circunstancias en cada país que puedan evitar la presencia de un mandatario", aunque ha recalcado que espera "una altísima asistencia".

   En lo que se refiere a las líneas que se tratarán en la edición de este año,  el primer punto importante será "el tema de la alfabetización", ya que "tenemos una población muy elevada en la región todavía que está dentro de la población analfabeta y un gran grupo con un alto retraso escolar porque salieron muy tempranamente del sector educativo".

   El segundo gran tema será "la educación post secundaria", ya que el reto es llegar a "sociedades de la información". En opinión de Grynspan, "los que van a poder tener acceso a los empleos de calidad, serán aquellos que puedan acceder a una educación de calidad".

LA MUJER LATINOAMERICANA CONTEMPORÁNEA

   Como antiguo miembro del Programa de apoyo al liderazgo de la mujer en América Latina (PROLEAD) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Grynspan considera que la región "ha logrado un innegable progreso", ya que hay mujeres "en los lugares más importantes de la sociedad", como en el caso de las primeras presidentas de Chile, Michelle Bachelet, de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, o de Brasil, Dilma Rousseff.

   Sin embargo, Grynspan señala que la igualdad llegará "cuando no sepamos si fue la primera, la segunda, la tercera. Cuando dejemos de contar". Además, ha alertado de que la igualdad de género no debe convertirse "en una fórmula para ver a las mujeres sólo como víctimas o como población vulnerable", ya que "somos mucho más que eso", porque "las mujeres no somos el problema, somos la solución".

   "Claro que somos víctimas de la violencia, sin duda, pero no somos solo eso, somos personas con capacidad para ofrecer a las sociedades las soluciones que debemos buscar todos juntos" y ha recalcado "vernos sólo como un grupo vulnerable es vernos con capacidades menores que el resto de la sociedad".

LA LACRA SOCIAL DE LA CORRUPCIÓN

   En lo que se refiere a la corrupción política, Grynspan ha afirmado que "todavía no hemos inventado una vacuna para la corrupción individual, pero podemos avanzar mucho más en evitar la corrupción institucional". Por eso, ha considerado fundamental que las instituciones tengan "la fortaleza para que no haya impunidad".

   Grynspan ha alertado de que la sociedad debe estar preparada para la transparencia", porque cuando "nunca la has tenido y todo sale a la luz, nos impacta", sin embargo "tenemos que aplaudir el hecho de que no se oculta, de que se persigue, de que no hay impunidad".

ESPAÑA Y AMÉRICA LATINA, REGIONES HERMANAS

   Al referirse a la posición de América Latina en el mundo, Grynspan denuncia que "estamos un poquito olvidados" y que "no somos una región de problema, sino que somos una región de paz". Por eso, ha querido recordar que "él éxito también hay que celebrarlo, no sólo los problemas".

   Además, ha pedido una relación entre España y América Latina "mucho más horizontal, mucho más simétrica", para convertir a la región iberoamericana en una "comunidad de países que dialogan bajo condiciones de mayor simetría e igualdad".

EDUCACIÓN E IGUALDAD

   Grynspan también fue administradora asociada del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por eso comprende que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), establecidos en el año 2000 por las Naciones Unidas y cuyo plazo finaliza en 2015, "son un instrumento de rendición de cuentas", pero que "no se van a cumplir todos ni en América Latina, ni en el mundo".

   Grynspan no ve la falta del cumplimiento de los ODM como "un fracaso", ya que "no se trata de un proceso aritmético", sino de "un proceso humano de una gran complejidad". De hecho, considerarlos un fracaso "es no entender el devenir de la historia del desarrollo", lo que define como "un formalismo fatal".

   Además, la secretaria general iberoamericana ha asegurado que sí se logrará "reducir los índices de pobreza extrema a la mitad", uno de los ODM. El problema es que los que han salido de la pobreza extrema, "siguen muy cerca de ella" y "hay que evitar que esta gente vuelva a caer por debajo de la línea de pobreza", porque "vamos a vivir un periodo de vacas flacas".

   TE PUEDEN INTERESAR OTRAS ENTREVISTAS...

   La líder indígena Ruth Buendía: "El Estado peruano mató más que Sendero Luminoso"

   Jesús Gracia: En América Latina para las empresas "la regla general es la seguridad y la estabilidad"

Para leer más