Actualizado 13/11/2015 10:52 CET

Los republicanos Ted Cruz y Marco Rubio se enfrentan sobre inmigración

Republican 2016 presidential candidates pose at the start of the first official
AARON JOSEFCZYK / REUTERS

HILTON HEAD (ESTADOS UNIDOS), 13 Nov. (Reuters/EP) -  

   Los aspirantes a la nominación presidencial del Partido Republicano de Estados Unidos Ted Cruz y Marco Rubio se han criticado mutuamente este jueves por sus posturas sobre la inmigración irregular, en el que podría ser el inicio de una extensa batalla entre ambos candidatos.

   Muchos estrategas republicanos creen que la batalla por la nominación podría definirse entre Cruz y Rubio, quienes están llamando la atención de los votantes gracias a sus sólidos desempeños en los debates, pese a que actualmente los favoritos en la carrera republicana son Donald Trump y Ben Carson.

   Cruz, senador de Texas, ha dicho en un programa de radio que en el año 2013 propuso varias enmiendas a un proyecto de reforma al sistema de inmigración presentado por Rubio, que habría incluido una vía hacia la ciudadanía para los indocumentados que cumplieran ciertos requisitos.

   "(Rubio) se opuso a todas y cada una de las enmiendas (...) El grupo de los ocho votó como bloque contra fortalecer y proteger la frontera", ha añadido Cruz, refiriéndose a los legisladores de ambos partidos que patrocinaban el proyecto de ley.

   Rubio, senador de Florida, ha indicado que cualquier reforma debe incluir desde el inicio garantías de que la frontera entre Estados Unidos y México se cierre a los inmigrantes indocumentados, ya que "sólo entonces los estadounidenses tendrán la confianza para legalizar a los 11 millones de indocumentados que viven en el país".

   "Ted es partidario de legalizar a la gente que está de manera ilegal en este país (...) De hecho, cuando se presentó el proyecto en el Senado, él propuso entregarles permisos de trabajo", ha recordado Rubio.

   La propuesta de reforma colapsó en medio de recriminaciones entre ambos partidos y la inmigración irregular es uno de los temas más controvertidos en la lucha por ganar la nominación presidencial republicana para las elecciones de noviembre del 2016.