¿Qué se sabe de las denuncias de corrupción contra los enviados de Guaidó en el marco de la ayuda humanitaria?

Actualizado 23/06/2019 16:12:26 CET
El opositor venezolano Juan Guaidó
REUTERS / CARLOS EDUARDO RAMIREZ

   CARACAS, 23 Jun. (Notimérica) -

   Después de que la llamada "Operación Libertad" encabezada por el líder opositor Juan Guaidó no alcanzara su objetivo de sacar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, del poder, un caso de supuesta malversación de fondos en el marco de la ayuda humanitaria está sacudiendo con fuerza a la oposición venezolana.

   Las denuncias, que hablan de presunto desvío de los fondos destinados a apoyar a la migración venezolana en suelo colombiano, ya ocasionaron que los dos implicados sean relevados de sus funciones y que se iniciara una investigación para resolver este tema.

   Esta decisión la tomó el mismo Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como "presidente encargado" de Venezuela por varios países, entre ellos Colombia. El hecho fue rápidamente aprovechado por el 'chavismo', que ahora acusa a los opositores de malversación de fondos y crear una red de corrupción.

INVOLUCRADOS

   El pasado 14 de junio, el editor en jefe y columnista del medio digital 'PanAm Post' Orlando Avendaño, denunció en el artículo titulado 'Enviados de Guaidó se apropian de fondos para ayuda humanitaria en Colombia', que los representantes del líder opositor en Colombia, Rossana Barrera y Kevin Rojas --encargados de la atención a los desertores venezolanos que ingresan en territorio del país vecino-- se rodearon de lujos malversando los fondos que estaban a su disposición e inflando las cifras de los exmilitares venezolanos.

   Según la publicación, entre las irregularidades se detectaron "pagos de hoteles a sobreprecio" y otras "facturas que demuestran excesos", así como "gastos de ropa en carísimas tiendas de Bogotá y en Cúcuta y reportes de alquiler de vehículos".

   Para demostrar la veracidad de sus palabras, el editor en jefe del 'PanAm Post' adjuntó documentos acerca de los pagos y facturas detalladas con las sumas gastadas y cuentas por pagar. Avendaño también señala que la cifra proporcionada por los representantes de Guaidó al presidente colombiano, Iván Duque, de que en Cúcuta había 1.450 militares no correspondió con la de la Inteligencia colombiana, que evaluó que en realidad eran unos 700 funcionarios, y que Barrera y Rojas habían inflado el número de desertores.

REACCIÓN DE GUAIDÓ

   Menos de 24 horas después de conocida la información, a través de un comunicado, Guaidó aseguró que "todos los señalados en el caso se han separado de sus responsabilidades mientras dura la investigación".

   Asimismo,, el líder opositor señaló que ese dinero está gestionado directamente por una ONG y agencias multilaterales, descartando así cualquier responsabilidad, si bien anunció una investigación "a fondo", para lo cual pidió la colaboración de las autoridades colombianas.

   También informó que solicitará a la Fiscalía colombiana y a la ONG Transparencia Internacional, así como a la Asamblea Nacional de Venezuela, que lleven a cabo sus propias pesquisas, y anuncióque nombrará un "contralor especial" para fiscalizar la gestión de la ayuda humanitaria.

¿QUÉ DICE EL GOBIERNO?

   En cuanto a este escándalo de supuesta corrupción que salpica a la oposición de su país afirmó que "se robó toda la plata de la 'famosa' ayuda humanitaria de Estados Unidos". Además, el mandatario indicó que estos políticos venezolanos se burlaron del Gobierno estadounidense al apropiarse de ese flujo de recursos para financiar sus operaciones en la frontera con Colombia.

   Por su parte, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó que abrirá una investigación penal de este caso. Además, indicó que esta trama de corrupción fue gestionada desde Caracas y su autor intelectual es Guaidó.

   Además, William recordó que Barrera los emisarios de Guaidó en Cúcuta, ya fueron imputados por la Justicia venezolana por los delitos de "legitimación de capitales, corrupción y asociación para delinquir".

   "La supuesta ayuda humanitaria fue una fachada para enmascarar un gigantesco tramado de corrupción y degradación ética y moral", indicó el ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez.

   Estas acusaciones se enmarcan en la crisis política que vive Venezuela debido al pulso entre Maduro y Guaidó para que la comunidad internacional les reconozca como único mandatario legítimo.

Contador

Para leer más