Santos asegura que haría "mil veces" la 'Operación Jaque' con la que se liberó a Íngrid Betancourt

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos
PRESIDENCIA DE COLOMBIA
Publicado 03/07/2018 17:06:20CET

   BOGOTÁ, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha asegurado este martes que haría "mil veces" la 'Operación Jaque', en la que las fuerzas de seguridad lograron liberar a quince rehenes de las FARC, entre ellos la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, en el marco del décimo aniversario de esta importante acción militar.

   "La volvería hacer mil veces porque resultó exitosa. Fue una operación que realmente nadie se va a olvidar de ella. Los libros de historia ya están hablando de ella", ha dicho Santos, en el marco de los actos conmemorativos, que se cerrarán en las próximas horas con una ofrenda del jefe de Estado en el Monumento a los Héroes Caídos, en Bogotá.

   Santos, que entonces era ministro de Defensa del Gobierno de Álvaro Uribe, ha destacado que el rescate de los quince rehenes, entre los que además de Betancourt había tres civiles estadounidenses y once uniformados colombianos, se llevó a cabo "sin derramar una gota de sangre".

   Mediante un "engaño" por el que se hicieron pasar por miembros de una ONG, los militares lograron rescatar a personas que llevaban más de una década secuestrados "en el corazón de la selva por la guerrilla más poderosa, más peligrosa y más vieja de todo el continente".

   "Esta fue tal vez la operación de inteligencia militar más exitosa de la historia reciente en el mundo entero", ha considerado. "Tuvo dos efectos", ha explicado, "para nuestro Ejército fue una inyección de moral" y "para las FARC fue un golpe mortal a su moral". "O sea, fue determinante como un factor adicional en la búsqueda de la paz", ha sostenido.

   Santos abandonará la Presidencia el próximo 7 de agosto dejando como legado un acuerdo de paz por el que las FARC han dejado de existir como guerrilla y se han convertido en partido político. Además, deja en marcha otro diálogo de paz con los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN).