Actualizado 26/06/2015 12:42 CET

Senadores brasileños llevarán al Senado balance de visita a Venezuela

Senadores brasileños con oposición venezolana
Foto: TWITTER ?@VOLUNTADPOPULAR

CARACAS, 26 Jun. (Notimérica) -

   La delegación de senadores brasileños que ha viajado a Venezuela para comprobar la situación política e institucional en el país, realizará un balance de la visita que presentará al Senado, según ha anunciado en conferencia de prensa Roberto Requiâo, quien ha encabezado la misión oficial.

   "Estamos para escuchar. Tras las reuniones vamos a hacer un balance que será presentado en el Senado de Brasil. No tenemos partido en nuestra visita, aunque personalmente tenemos posiciones políticas, pero acá estamos representando el Senado de Brasil, porque ha sido una decisión del plenario la que nos ha enviado a Venezuela", dijo el senador del PMDB.

   Se trata de la segunda comisión de senadores que visita Venezuela en el plazo de dos semanas. El pasado jueves, 18 de junio, otro grupo del Senado viajó a Caracas con la intención de hablar con los presos políticos, pero no pudo cumplir la misión.

   "La primera delegación llegó con un objetivo claro, para fortalecer la oposición, y nosotros estamos aquí para escuchar a todas las partes" subrayó la senadora Vanessa Grazziotin (PCdoB-AM), quien reveló que declinaron visitar en la cárcel a los presos políticos, informa Agência Senado.

   Destacó al respecto que el Senado brasileño "no tiene derecho a inmiscuirse en los problemas internos políticos de Venezuela". "No hemos venido aquí para dar apoyo político a los grupos. Vinimos para informar al Senado Federal de la situación y de la opinión de la oposición venezolana", agregó por su parte Roberto Requião.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   La delegación, que ha regresado ya a Brasil, desarrolló una intensa jornada el jueves en la que se ha reunido con las esposas de los presos políticos, la oposición y representantes oficialistas como el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

   "Lo peor que le puede pasar a Brasil y a América Latina es una guerra civil en Venezuela. Queremos legalidad democrática y elecciones libres; estamos aquí para hablar con todo el mundo", destacó el senador Lindbergh Farias (PR-RJ).

   Según Lindbergh, una de las metas tras la visita es supervisar el proceso electoral en Venezuela, que ha programado elecciones para el 6 de diciembre próximo.

   "Vamos a escuchar a la oposición, la situación, las víctimas, las que no son víctimas. Vamos a las calles a hablar con la gente, para llevar un informe completo al Parlamento brasileño y hacer un debate en el Senado", declaró el senador Telmario Mota (PDT-RR).

NO EXISTEN LOS DERECHOS HUMANOS.

   Freddy Guevara, coordinador nacional de Política de Voluntad Popular, destacó de la reunión con los senadores brasileños una frase "utilizada por cada uno" de ellos: la necesidad de restablecer la democracia y los derechos humanos, "lo que implica que hoy no existen", dijo.

   Guevara apuntó que "eso es importante, porque aunque alguno de ellos nos manifestaron diferencias claras en el plano ideológico, todos coincidieron en que venían a Venezuela a colaborar en la solución a la grave crisis de derechos humanos que existe en nuestro país". "No tengo ninguna duda de que hoy hubo un importante avance para la unidad democrática", apostilló.

   La misión oficial del Senado de Brasil que ha visitado este jueves Venezuela, encabezada por el senador Roberto Requiao, acompañado de los senadores Lindbergh Farias, Telmário Mota y Vanessa Grazziotin Bezerra, sostuvo un encuentro con Lilian Tintori, esposa del líder opositor encarcelado Leopoldo López, y con Mitzy de Ledezma, mujer del alcalde metropolitano de Caracas, también preso, Antonio Ledezma.

   En dicho encuentro los senadores se comprometieron "a prestar apoyo para lograr el restablecimiento de la democracia y el respeto de los derechos humanos en Venezuela".

NO QUISIERON IR A LA CÁRCEL.

   Durante su estancia en Venezuela, los senadores brasileños también se reunieron con las familias de personas que murieron en enfrentamientos entre la policía y la oposición en 2014, con el opositor Henrique Capriles, con el presidente de la Asamblea Nacional del país, Diodado Cabello, y miembros de la Mesa de la Unión Democrática (MUD), que agrupa a los principales partidos de la oposición.

   "Escuchamos a todos, y estamos dispuestos a hacer un relato detallado de lo que escuchamos", dijo Grazziotin, quien explicó que las esposas de los líderes de la oposición que se encuentran encarcelados invitaron a los parlamentarios brasileños a ir a la cárcel para hablar con ellos, pero la propuesta fue rechazada.

   "Dijimos que no era el caso. Después de todo, usted no viene a un país y va a una cárcel para hablar con un preso sin pedir permiso de antemano. Les dijimos que la ayuda que podemos dar es escuchar a todas las partes", señaló la senadora, según recoge Agencia Brasil.

VISITA SIN HOSTILIDADES.

   La senadora del PCdoB dijo que la delegación de senadores no notó ningún clima de hostilidad o violencia similar a lo que se vivió la semana pasada, cuando otro comité del Senado brasileño tuvo problemas a su llegada a Caracas.

   El incidente en el que se vio envuelta dicha comitiva de senadores brasileños que quería visitar al dirigente opositor, Leopoldo López, provocó que el Ministerio de Exteriores de Brasil convocara a la embajadora venezolana, María Lourdes Urbaneja, para solicitarle explicaciones por lo ocurrido.

   "La primera delegación llegó con un objetivo claro, para fortalecer la oposición, y nosotros estamos aquí para escuchar a todas las partes" subrayó la senadora Vanessa Grazziotin (PCdoB-AM), informa Agência Senado.