Actualizado 02/06/2015 11:29 CET

Los tiroteos en Nueva York aumentan por segundo año consecutivo

Bill De Blasio, durante una ceremonia de graduación
Foto: CARLO ALLEGRI / REUTERS

WASHINGTON, 2 Jun. (Notimérica) -

   Los tiroteos en la ciudad estadounidense de Nueva York han aumentado por segundo año consecutivo, algo que no ocurría desde finales de la década de 1990, lo que alerta sobre la violencia en una de las ciudades más importantes del país y pone el foco sobre su alcalde, el demócrata Bill de Blasio.

   Los homicidios por armas de fuego, vistos como una medida clave de la violencia prevenible, han subido abruptamente este año. De los 135 asesinatos registrados en la ciudad hasta el mes de mayo, en 98 se usó un arma de fuego, frente a los 69 asesinatos de este tipo contabilizados en los años 2013 y 2014, según informa el diario 'The New York Times'.

   Esta tendencia provoca cierta preocupación de cara a los meses de verano, cuando la violencia callejera a menudo es más pronunciada. En lo que va de este año se han registrado en Nueva York 439 tiroteos, un 20 por ciento más que en los primeros meses de 2013. Si bien la cifra de este año está muy por debajo de los más de 2.000 registrados en el mismo período de hace dos décadas.

   El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, que ha tenido desencuentros con policías de alto rango de la ciudad, tras denunciar los presunta brutalidad policial en sus actuaciones contra miembros de comunidades minoritarias de Estados Unidos, ha tratado de restar importancia a los temores surgidos a raíz de este incremento de la criminalidad.

   De Blasio atribuye el problema a las pandillas. "Lo que está sucediendo cada vez más se aísla a un conjunto relativamente pequeño de pandillas", dijo el mandatario local la semana pasada al ser preguntado por esta cuestión. Las autoridades neoyorquinas también apuntan a otras ciudades como Baltimore y Chicago, donde el aumento de la criminalidad ha sido mucho mayor.

   El jefe del Departamento de Policía de Nueva York, James P. O'Neill, ha asegurado este mismo lunes que las fuerzas del orden no se toman "a la ligera" estas cifras y ha añadido que en aquellas zonas donde se registre un aumento de la actividad criminal "se pondrán más recursos".